Nos tememos que hoy es el Blue Monday, el día más triste del año. Hace mucho frío y el bolsillo tiembla, no sólo por los escasos grados que marca el termómetro, sino porque aún se está recuperando de los excesos de Navidad.

No podemos cambiar la temperatura, pero sí ayudarte a que el bolsillo deje de temblar. Aquí te traemos 5 consejos para superar con éxito la cuesta de enero y este aciago día:

1) Haz una lista de todos tus gastos. Tanto los más recurrentes (alquiler, luz, móvil, …) como esos espontáneos que van surgiendo a lo largo del día sin saber muy bien quién los ha llamado (“¿Son las 9 de la mañana y ya me he gastado 10 euros entre la Telva y un café del Starbucks?”). Saber en qué gastas hará que sea más fácil eliminar esos caprichos superfluos y ahorrar un poquito más estas semanas.

 2) “Deja para mañana lo que no puedas hacer hoy”. Sí, puede que el cachorro que le has regalado a tu hija estas Navidades haya destrozado todos los nórdicos de la casa. Y aunque necesario, quizá lo mejor sea dejar esa compra para dentro de un par de meses, cuando tu cuenta corriente esté un poco más rellenita. Tu bolsillo te lo agradecerá y el cachorro, seguro que también.

3) Mindfulness también al pagar. Bizum, Paypal, Contacless… El mundo ha mejorado mucho y ya no hace falta tener un euro en la cartera para gastar y gastar. Pero precisamente, el hecho de haber perdido la parte tangible del dinero a veces puede llevarnos a esa falsa ilusión de gastar menos de lo que realmente desembolsamos. Apúntate al mindfulness y toma consciencia de cómo se reduce tu cuenta corriente con cada compra.

4) ¿Capricho o realidad? Acabas de recibir unos cuantos regalos por Navidad, pero resulta que, por mucho que lo has pedido, ni Papá Noel ni los Reyes Magos, ni siquiera el Olentzero o el Tió te han traído ese jersey de cashmere que tanto querías. Son las rebajas y es tu momento. Pero espera un poco, mira tus cuentas y, sobre todo, tu armario. Ahora responde sinceramente: ¿Realmente lo necesitas? ¿Es totalmente indispensable? La respuesta es tuya. Pero quizá no sea necesario que agotes esos 121 euros que gasta de media un español en rebajas (según el estudio “El consumo de moda en España” de Fintonic).  

5) Ahorrar no es utopía. ¿Qué mejor momento del año para fijarte un objetivo? Empieza 2019 con buen pie y ponte una meta de ahorro mensual. No te decimos que empieces por 500 euros, porque terminarías por no cumplir (como aquello de ir al gimnasio 5 días a la semana). Empieza con poco. ¿Qué tal 50 euros? Verás que te vas picando contigo mismo.

Y recuerda, aunque las próximas Navidades queden muy lejos, la mejor forma de superar con éxito la cuesta de enero es planificarlo cuanto antes. ¿Cuánto quieres gastar como máximo las próximas fiestas? ¿Tienes que ahorrar algo para alcanzar ese presupuesto? ¿Cuánto? ¿Cuánto tiempo te puede llevar conseguirlo? Aunque solo tú tengas la respuesta, existen cada vez más apps financieras capaces de ayudarte a tomar decisiones importantes para que la próxima cuesta de enero sea un paseo por las nubes.