Tan solo Indexa Capital ha logrado salir de los números rojos