Hace un año pasado titulábamos nuestro informe anual de rentabilidades destacando que “También habrá años en negativo”. La razón por la que hicimos esto fue poner sobre aviso a nuestros clientes de que a pesar de que 2016 y 2017 fueron años muy positivos, hay años en los cuales la rentabilidad será negativa. Advertíamos lo siguiente: debemos esperar que el futuro sea peor a lo que hemos visto en los últimos dos años y estar preparados para ello.

Lamentablemente 2018 ha resultado ser uno de esos años negativos y ahora las expectativas de algunos clientes son más pesimistas. Por esta razón, ahora queremos titularlo resaltando algo obvio “lo normal es que la rentabilidad sea positiva”. No sabemos lo que va a ocurrir en 2019, ni nadie lo sabe, pero lo que si podemos afirmar es que es mucho más probable que sea positivo a que sea negativo.

Sin embargo, nuestra rentabilidad ha sido mucho menos negativa que la media de los fondos españoles de riesgo equivalente. Como se puede ver a continuación, nuestras carteras de fondos han rentado en 2018 de media un 2,6% más que los fondos recogidos por Inverco y un 3,6% más cada año desde nuestro lanzamiento el 31/12/2015 (renta fija mixta internacional y renta variable mixta internacional).

Buena ilustración de ello es que hemos ganado el concurso de carteras de fondos en 2018 organizado por Allfunds y Expansion, quedando en 1ª posición en la categoría de carteras conservadoras y en 2ª posición en la categoría agresiva. También en entornos de caídas, pagar menos comisiones y diversificar globalmente acaba siendo más rentable que la alternativa (fondos de gestión activa caros y con sesgo local).

Carteras de fondos de inversión

Antes de nada una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan ni hacen más probables rentabilidades futuras.

En el año 2018, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros, las que más patrimonio acumulan, se ha situado entre -0,9% y -5,0%:

  • -0,9% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • -5,0% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 3) y de renta variable mixta internacional (para las carteras 4 a 10) calculados por Indexa a partir de datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. 

El año 2018 ha sido un año negativo en el cual, la bolsa (renta variable) ha obtenido una rentabilidad inferior a la de los bonos (renta fija), la cual ha acabado siendo positiva para los bonos de gobierno. Las acciones han tenido una rentabilidad (bruta de comisiones de Indexa e Inversis, nuestro banco custodio) que se ha situado entre un -0,3% (Acciones Estados Unidos) y -10,5% (Acciones Europa). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un -6,9% (Bonos Países Emergentes Cubiertos a Euro) y +0,8% (Bonos de gobiernos europeos).

Nombre Clase de activo Rentabilidad (%)
Pictet Europe Idx -I Acciones Europa -10,5%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins Acciones EEUU -0,3%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Japón -8,7%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Ins Acciones mercados emergente -10,6%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Pacífico ex-Japón -6,0%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Ins Bonos de empresas europeas -0,8%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos países emergentes cubiertos a Euro -6,9%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Bonos de gobiernos europeos 0,8%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins Bonos ligados a la inflación -1,6%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Acciones globales -4,3%
Vanguard Global Bnd Idx -Ins Bonos globales -1,2%

Este año ha sido una muestra más de porque conviene tener exposición a bonos de gobiernos aunque las rentabilidades esperadas sean bajas: suelen subir cuando el resto de la cartera cae, así que proporcionan una elevada diversificación.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -4,3% y -6,0%:

  • -4,3% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -6,0% para el Benchmark de las carteras 4 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo se encuentra entre el rango de +1,0% para la cartera 10 y +3,6% para la cartera 4. De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir en 2018 un 2,6% de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional y de renta variable mixta internacional.

Esta diferencia está algo por debajo del +3,2% anual que esperamos obtener en el largo plazo. No obstante, si  analizamos un plazo más amplio a los tres años que llevamos operando en Indexa (siguiente gráfico), la diferencia es sensiblemente superior: entre +2,7% anual para la Cartera 1 y +4,6% anual para la Cartera 10, con una media de nuestras carteras un +3,6% anual por encima de su benchmark:

Por tanto, la diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras, se encuentra ligeramente por encima de las expectativas y es de esperar que esta diferencia se vaya reduciendo.

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Se puede observar que en los tres años que llevamos operando, Indexa ha ofrecido un ratio de Sharpe entre 0,42 y 0,57 (en línea con el 0,46% esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos)  mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe negativo (entre -0,55 y -0,13) ya que en estos últimos tres años la rentabilidad acumulada ha sido negativa. Si fuéramos unos gestores activos, ahora mismo os estaríamos contando que esta buena rentabilidad se ha conseguido en base a nuestras capacidades de análisis y obtención de datos superiores, pero lo cierto es que simplemente hemos recogido la rentabilidad que ofrece el mercado y os la hemos transmitido a través de unas comisiones bajas.

En el artículo “También habrá años en negativo” anticipábamos que el Ratio de Sharpe que observábamos para 2016 y 2017 de 1,0 era muy elevado para ser sostenible y las caídas de 2018 lo han llevado a su valor de largo plazo que podemos esperar que se siga manteniendo.

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros, y carteras de planes de pensiones

Sigue leyendo el análisis detallado en nuestro blog

 

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.