Inversión y Finanzas

Ibex-35: ¿Ha pasado lo peor?


Escrito 28 Aug

Para poder responder a esta pregunta necesitamos hacer un estudio profundo de la situación técnica de nuestro selectivo español para poder valorar el daño afligido en las recientes correcciones. Veamos primero un gráfico de largo plazo. 

Como se puede observar en este gráfico,  el selectivo español marcó máximos históricos con la explosión de la burbuja de deuda en el año 2007 en los 16.040 puntos. Desde entonces, vemos como desarrolló un primer impulso bajista de 17 meses de duración hasta los 6.705 puntos para luego construir una rápida reacción alcista que llevó a convencer a casi todos los inversores que lo peor había acabado. Sin embargo, al acercarse a la zona de la resistencia por Fibonacci del 61,8% de toda la bajada previa, el selectivo volvió a girarse y regresó a la pauta de máximos y mínimos decrecientes hasta inclusive ser uno de los pocos índices que perdió los niveles de marzo de 2009.  No fue hasta el verano del año 2012 cuando con la clásica figura de doble suelo marcaba suelo e iniciaba una nueva reacción alcista que le llevaría a principios del año 2013 a enfrentarse con la tendencia principal bajista y en la que tras varios serios intentos finalmente, con la llegada del verano y el bajo volumen, pudo doblegar a los vendedores y romper la tendencia bajista cerrando así un ciclo de mercado bajista de seis años de duración.

Sin embargo, los problemas se presentaron de nuevo cuando la tendencia alcista que se inició en el verano del 2012 en los 5.905 puntos se rompe en el mes de octubre del año pasado y desde entonces el selectivo español ha intentado su recuperación en dos ocasiones y siempre se ha mantenido relativamente cerca de ésta.  Este tipo de intentos por recuperar la tendencia alcista perdida se denominan pull-back y aunque normalmente solo se presenta un intento, en el caso del IBEX-35 se presentaron dos puesto que realmente todavía a fecha de hoy no hemos marcado un nuevo mínimo respecto al primer impulso bajista al romper la tendencia alcista y que nos llevó a los 9.370 puntos el 16 de octubre del año pasado. Así que desde el punto de vista técnico podemos concluir que en la medida que no se pierda dicho mínimo la tendencia alcista no ha muerto todavía.

SIGUE LEYENDO LA NOTICIA CON EL VÍDEOANÁLISIS DE EDUARDO BOLINCHES


También puede interesarte

Comentarios