Inversión y Finanzas

Volkswagen: ¿Qué se juega Alemania?


Escrito 24 Sep 15

La crisis abierta en Volkswagen por las  emisiones fraudulentas de gases en vehículos diésel no solo ha supuesto un duro golpe para el primer fabricante de coches del mundo.   El prestigio y la fiabilidad alemana en la fabricación de vehículos se ha puesto en tela de juicio, y eso supone una patada en el estómago de los alemanes, en su orgullo y también para su economía. Porque lo que Alemania se juega con esta crisis es mucho más que una la vergüenza y el escarnio público.

La industria del automóvil es  uno de los principales baluartes de la locomotora europea. Las cifras cantan por sí solas.  La exportación de coches supone el 20% de lo que Alemania factura al exterior, mucho dinero, muchos puestos de trabajo. Estamos hablando de un sector que, de manera directa e indirecta, da empleo a uno de cada seis alemanes. Un drama en toda regla que puede ir a peor.

El problema, como recuerda Jennifer Vail, de la firma Bank Wealth Management, es que  "todavía no se sabe la magnitud del golpe financiero que tendrá que soportar Volkswagen". Son 11 millones de vehículos en todo el mundo los afectados. De momento,  la compañía ha anotado 6.500 millones en provisiones, dinero que restará del beneficio. Pero esos fondos son solo  para pagar el coste de la llamada a revisión de los vehículos afectados

SIGUE LEYENDO LA NOTICIA EN FINANZAS.COM

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!