Invertir en bolsa

El MAB gana peso entre los inversores y anima nuevas incorporaciones


Escrito 15 Mar 12

Invertir en Bolsa requiere de conocimiento, experiencia y sentido común. No todo el mundo, pese a la popularización del mercado en los últimos años,  está capacitado para  enfrentar los vaivenes y singularidades de los indicadores bursátiles. En este sentido, a mi me han sorprendido mucho algunas críticas vertidas en algunos medios de comunicación sobre la falta de liquidez del Mercado Alternativo Bursátil.

Este mercado se ha ideado para dar soporte para el crecimiento de pequeñas y medianas empresas y, por tanto, va dirigido en su mayoría a inversores cualificados que quieren invertir su dinero en compañías con un alto potencial de futuro. Pretender que este mercado, en los que inversores buscan importantes rentabilidades a largo plazo, es tan absurdo como utópico.

Con todo, a las compañías que cotizan en el MAB se les exige garantizar una cierta liquidez para que los accionistas puedan vender sus acciones y de ello se encarga el proveedor de liquidez. Pero este no es el objetivo fundamental y no entenderlo así es no entender el mercado alternativo que poco a poco se va consolidando en España y se está convirtiendo en una referencia para las pymes.

De momento, en él cotizan 18 empresas, -con Zinkia e Imaginarium como grandes representantes-  y en breve superarán la veintena. El MAB acaba de aprobar el folleto informativo para la incorporación de Suávitas, Ibercom y Carbures. Esta última es la que más avanzada lleva el proceso de colocación y probablemente será la decimonovena empresa del MAB y la primera empresa industrial de este mercado y seguramente, también, una de las compañías con mayor potencial y más atractivas para los inversores.

Carbures es una empresa de ingeniería con base tecnológica cuya actividad se centra en la fabricación de materiales compuestos, especializada en fibra de carbono, con alta proyección internacional. Tiene presencia en los 3 mercados más importantes y potenciales para el sector aeronáutico: China, EEUU y Europa.  Además del sector aeronáutico, la empresa ha diversificado su actividad de negocio hacia la sustitución de elementos estructurales o metálicos por piezas de fibra de carbono (mucho más ligeras y resistentes) en todo tipo de actividades, entre los que se destacan la obra civil y el sector automoción.


También puede interesarte

Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!