Invertir en bolsa

Las Finanzas del Comportamiento II


Escrito 17 Jul 13

Las finanzas del comportamiento / finanzas conductistas (Behavioral finance) analizan a los inversores en su proceso de toma de decisiones, basándose en teorías y herramientas que se utilizan normalmente en la psicología, la sociología y la economía tradicional.

Mientras que la economía tradicional basa sus teorías en  el supuesto de un “inversor racional”, es decir casi exclusivamente orientado hacia la maximización de utilidades y beneficios, las finanzas del comportamiento analizan las dinámicas emocionales que guían a los inversores en sus decisiones financieras.

La realidad, sin embargo, nos muestra que el concepto de un “inversor racional”, frío y calculador, sólo existe en teoría. Los comportamientos de los inversores están, de hecho, a menudo condicionados sobre la base de elementos psicológicos y emocionales tales como, por ejemplo, las actitudes de riesgo, la búsqueda de sensaciones y la emoción, un deseo de reconocimiento por parte de sus compañeros o de autoafirmación.

Como resultado de ello, hay que hacer una distinción entre lo “racional” y el inversor “emocional”. En esta serie de artículos que iremos desarrollando desde R&B Prop Traders, analizaremos ciertos comportamientos típicos de los inversores “emocionales”, viendo con mayor profundidad: los temas van desde la percepción selectiva a la aversión al riesgo y la influencia del grupo. Esta es un área importante de estudio que puede permitir que cada uno de nosotros sea consciente de los factores que nos están influyendo a la hora de formar nuestro juicio y tomar ulteriores decisiones de inversión, para así ganar un mayor conocimiento de ciertas anomalías de comportamiento que influyen en nuestras actitudes y en ocasiones que determinan la falta de éxito en nuestras inversiones.
Creemos que la primera inversión es conocerse a uno mismo, nuestras virtudes y fortalezas, así como nuestros defectos y debilidades. Es por esta razón, que hay que dedicar tiempo y atención a conocer y entender las necesidades y requerimientos financieros adicionales a los aspectos emocionales basados en caracteres que hacen que cada inversor sea único. Hay que tener en cuenta que cada individuo es único en términos de objetivos, ideas y planes, así como las actitudes y experiencias personales, que inevitablemente influyen nuestras decisiones en el ámbito financiero.

Por tanto, estamos convencidos de que es cada vez más importante adquirir conocimientos de elementos no financieros con el fin de ayudar a tomar decisiones financieras con el mayor grado de confianza y serenidad. Como punto de partida en nuestro análisis, tomaremos aspectos como el concepto de homo oeconomicus, el hombre racional desde el punto de vista económico, que está en la base de la mayor parte de teorías económicas. Veremos que en la práctica muchas de las premisas de estas teorías clásicas no son ciertas.

En nuestra próxima entrega entraremos ya de lleno a describir y señalar cuáles son aquellos grupos de factores que afectan y condicionan nuestro comportamiento como inversores de manera decisiva.

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!