Las perspectivas para la economía de Reino Unido continúan siendo inciertas, ya que los consumidores están digiriendo las olas de incertidumbre política que se están acentuando desde el referéndum del Brexit. El gráfico de esta semana muestra cómo el crecimiento salarial real continúa cayendo y se encuentra ahora en terreno negativo. Esto ha coincidido con la caída de la confianza del consumidor. Los beneficios reales están empezando a notar el ajuste a medida que la libra se debilita, con las ventas minoristas también en caída, un 1,2% m/m en mayo.





La debilidad de estos datos recientes sugiere que la probabilidad de una subida de tipos este año continúa siendo baja, a pesar del reciente ruido por parte de algunos miembros del MPC. Pensamos que el BdI esperará a una recuperación de los salarios antes de subir los tipos de interés.



Os dejamos con la agenda de la semana: