Publicado en el blog Market Insights

Durante gran parte de este año, los mercados de renta variable han disfrutado de un importante avance ayudados por las posturas flexibles de los bancos centrales, así como por la posibilidad de que EE. UU. y China alcanzasen un acuerdo comercial. Así, a primeros de mayo, el S&P 500 registraba un máximo histórico. Sin embargo, seis días después, el anuncio de que EE. UU. seguía adelante con las subidas de los aranceles a las importaciones estadounidenses desde China puso a prueba a los inversores. Las bolsas evolucionaron negativamente durante el mes, y Asia sin Japón, los mercados emergentes y el índice S&P 500 cedieron en todos los casos más de un 6 %. Las tires del Tesoro estadounidense se desplomaron, y ahora los mercados reflejan en sus valoraciones más de tres bajadas de los tipos por parte de la Reserva Federal (la Fed) de aquí a 2020, lo cual ha hecho que la deuda soberana de EE. UU. registre una rentabilidad positiva del 2,4 % en el mes.

Aunque EE. UU. y China rompieron las negociaciones, hasta la fecha el impacto se ha dejado sentir más en los mercados de renta variable que en la economía. El 10 de mayo, el gobierno estadounidense subió la tasa arancelaria sobre un volumen de exportaciones chinas de 200.000 millones de USD del 10 % al 25 % y amenazó con gravar a un tipo del 25 % los 300.000 millones de USD de importaciones restantes procedentes del gigante asiático. La represalia de China a dicha medida fue un incremento del rango arancelario del 5-10 % al 5-25 % sobre los 60.000 millones de USD en mercancías que el país recibe desde EE. UU.

Estas subidas de los impuestos de importación podrían afectar tanto a la economía estadounidense como a China. En EE. UU., la inflación podría aumentar, y es probable que el crecimiento registre un descenso en 2019 como consecuencia de ello. En adelante, las preocupaciones de los inversores se centrarán en las posibles caídas adicionales en las intenciones de inversión de capital como consecuencia de la incertidumbre comercial permanente, cuya onda expansiva podría traducirse en pérdidas de empleos y descensos en la confianza de los consumidores. A lo largo de mayo, las cifras anticipadas de los índices PMI manufactureros estadounidenses experimentaron retrocesos. El índice general cayó 2 puntos hasta los 50,6, y el componente de nuevos pedidos se situó en territorio de contracción al bajar de los 50 puntos por primera vez desde 2009. Pese a ello, la confianza de los consumidores estadounidenses aguanta por el momento, y en mayo el indicador avanzó hasta la sólida cifra de 134,1 puntos con respecto a los 129,2 del pasado mes.

El resurgimiento de las tensiones comerciales tendrá probablemente implicaciones para la economía y la política monetaria de China, y la ausencia de un acuerdo arancelario con EE. UU. amenaza con empañar las previsiones de crecimiento del país. La introducción de aranceles adicionales supuso una caída del 2,5 % del yuan frente al dólar en mayo, que compensó en parte el impacto de los impuestos aplicados a las exportaciones a EE. UU. Sin embargo, los aranceles aplicados hasta la fecha podrían lastrar el crecimiento del PIB chino restándole aproximadamente un 0,8 % durante este año y el próximo. Ni que decir tiene que estas estimaciones aún podrían empeorar en caso de que EE. UU decida gravar el resto de las importaciones hacia su territorio, aunque también podrían mejorar si las autoridades chinas responden con medidas monetarias adicionales.

En Europa, al igual que en EE. UU., la gran preocupación es que la incertidumbre comercial termine por filtrarse al mercado laboral y comience a afectar al sector de los servicios, que hasta la fecha se ha mostrado más resiliente. No obstante, las cifras de empleo más recientes en el viejo continente han sido sólidas y, de hecho, las primeras estimaciones de crecimiento del empleo en el 1T revelaron un repunte hasta el 1,4 % interanual anualizado.

La inyección de estímulo en China podría respaldar a Europa en la segunda mitad de este ejercicio, y otro factor positivo para la región es que el debate sobre la aplicación de aranceles a las importaciones de automóviles en EE. UU. permanecerá en pausa durante los próximos seis meses. En lo que respecta a las bolsas, la renta variable de Europa sin Reino Unido retrocedió un 4,8 % durante el mes.

 

Podéis consultar el informe completo aquí

 

El programa Market Insights proporciona información exhaustiva y comentarios sobre los mercados globales sin hacer referencia a ningún producto en particular. Diseñado como una herramienta para ayudar a los clientes a entender los mercados y servirles de apoyo a las decisiones de inversión, el programa analiza las consecuencias de los datos económicos actuales y los cambios en las condiciones del mercado. A los efectos de la MiFID II, los programas Market Insights y Portfolio Insights de JPM constituyen publicaciones publicitarias y no se ven afectadas por ninguno de los requisitos específicamente relacionados con los análisis de inversión establecidos por la MiFID II/el MiFIR. Además, al no tratarse de análisis independientes, los programas Market Insights y Portfolio Insights de J.P. Morgan Asset Management no se han elaborado con arreglo a las disposiciones legales orientadas a promover la independencia de los informes de inversiones, y no existe prohibición alguna que impida la negociación antes de su divulgación.
 
El presente documento es una publicación con carácter general y fines exclusivamente informativos. Su naturaleza es divulgativa y no ha sido diseñado para servir como asesoramiento o recomendación sobre ningún producto o estrategia de inversión específico ni sobre características de planes concretos u otro material en ninguna jurisdicción. Por tanto, ni J.P. Morgan Asset Management ni ninguna de sus filiales poseen compromiso alguno de participar en ninguna de las transacciones mencionadas en este documento. Cualquier ejemplo utilizado en el documento tiene carácter genérico e hipotético y fines exclusivamente informativos. Dado que esta publicación no contiene información suficiente para respaldar una eventual decisión de inversión, no deberá basarse en ella para evaluar las ventajas de invertir en ninguno de los valores o productos mencionados en ella. Además, los usuarios deberán obtener asesoramiento independiente sobre las implicaciones jurídicas, normativas, fiscales, de crédito y contabilidad, y determinar junto con sus propios asesores profesionales si cualquiera de las inversiones mencionadas en el presente documento puede considerarse adecuada para sus propios objetivos personales. Los inversores deberán asegurarse de que obtienen toda la información relevante disponible antes de realizar cualquier inversión. Cualesquiera previsiones, cifras, opiniones o técnicas y estrategias de inversión se ofrecen exclusivamente con fines informativos, se basan en determinados supuestos y en las condiciones de mercado actuales y están sujetas a cambios sin previo aviso. Toda información aquí contenida se considera exacta en el momento de su preparación. Sin embargo, no puede garantizarse su exactitud y no se acepta responsabilidad alguna en relación con cualquier error u omisión. Deberá tenerse en cuenta que la inversión entraña riesgos y que el valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden variar según las condiciones del mercado y los acuerdos tributarios, y es posible que los inversores no recuperen la cantidad total invertida. Ni el rendimiento histórico ni las tires son indicadores fiables de los resultados actuales y futuros. J.P. Morgan Asset Management es la marca de la empresa de gestión de activos de JPMorgan Chase & Co. y sus filiales en todo el mundo. En la medida permitida por la legislación aplicable, J.P. Morgan Asset Management podría grabar las llamadas telefónicas o supervisar las comunicaciones electrónicas a fin de cumplir sus políticas internas y obligaciones legales y normativas. J.P. Morgan Asset Management recogerá, almacenará y tratará todos los datos personales de conformidad con su Política de Privacidad (https://www.jpmorgan.com/global/privacy). Para obtener información adicional acerca de nuestras políticas de privacidad locales, siga los enlaces correspondientes: Australia (https://www.jpmorganam.com.au/wps/portal/auec/PrivacyPolicy), EMEA (www.jpmorgan. com/emea-privacy-policy), Hong Kong (https://www.jpmorganam.com.hk/jpm/am/en/privacy-statement), Japón (https://www.jpmorganasset.co.jp/wps/portal/Policy/Privacy), Singapur (http://www.jpmorganam.com.sg/ privacy) y Taiwán (https://www.jpmorgan.com/country/GB/en/privacy/taiwan).
 
Este documento ha sido emitido por las siguientes entidades: en el Reino Unido, por JPMorgan Asset Management (UK) Limited, que está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera (Financial Conduct Authority - FCA); en otras jurisdicciones europeas, por JPMorgan Asset Management (Europe) S.à r.l.; en Hong Kong, por JF Asset Management Limited, JPMorgan Funds (Asia) Limited o JPMorgan Asset Management Real Assets (Asia) Limited; en Singapur, por JPMorgan Asset Management (Singapore) Limited (n.º de registro de sociedad 197601586K) o JPMorgan Asset Management Real Assets (Singapore) Pte Ltd (n.º de registro de sociedad 201120355E); en Taiwán, por JPMorgan Asset Management (Taiwan) Limited; en Japón, por JPMorgan Asset Management (Japan) Limited, que es miembro de la Asociación de Sociedades de Inversión de Japón, la Asociación de Asesores de Inversión de Japón, la Asociación de Firmas de Instrumentos Financieros Tipo II y la Asociación de Corredores de Valores de Japón, y está regulada por la Agencia de Servicios Financieros (número de registro “Oficina de Finanzas Local Kanto [Sociedad de Instrumentos Financieros] n.º 330”); en Australia, para clientes mayoristas exclusivamente según la definición de los apartados 761A y 761G de la Ley de Sociedades de 2001 (Cth), por JPMorgan Asset Management (Australia) Limited (ABN 55143832080) (AFSL 376919); en Brasil, por Banco J.P.Morgan S.A; en Canadá, únicamente para clientes institucionales, por JPMorgan Asset Management (Canada) Inc.; y en Estados Unidos, por JPMorgan Distribution Services, Inc. y J.P. Morgan Institutional Investments, Inc., ambos miembros de FINRA.; y J.P. Morgan Investment Management Inc.
 
En Asia Pacífico, el documento se distribuye en Hong Kong, Taiwán, Japón y Singapur. En el resto de países de Asia Pacífico, la distribución solo va dirigida a los destinatarios previstos. Copyright 2019 JPMorgan Chase & Co. Todos los derechos reservados.
LV–JPM52134 | 06/19 | ES | 0903c02a825fc5d7