El BCE no comunicó ningún cambio en la política monetaria de la eurozona la semana pasada, tal y como esperaba el mercado. Pero algunos mensajes continuaron quedando claros: Mario Draghi reiteró que el banco central mantendrá los tipos bajos y que continuará con el programa de compra de activos, así como incentivando los préstamos en la región. En junio comenzó el programa de compras en el sector privado (CSPP), y el BCE ya ha comprado un 4% de estos activos dentro del marco de este programa.

 

Desde entonces, las tires en los bonos investment grade (IG) y high yield europeos han caído. De hecho, un 14% de los bonos IG de la eurozona presentan tires negativas actualmente. Parece por lo tanto que el objetivo del BCE de reducir los costes de financiación de las compañías está funcionando.

Os dejamos con la agenda de esta semana: