Ahora que comienza 2017 y mirando al año que acabamos de despedir, los inversores que han sufrido un año 2016 tumultuoso desde el punto de vista político pueden estar relativamente satisfechos con el comportamiento de los mercados globales. La renta variable global generó alrededor de un 10% (las small caps aún más) y los bonos globales tuvieron un comportamiento modesto.

¿Qué es lo que ha llevado a estos resultados a pesar de todos lo sucedido en el terreno político? El rebote en el precio de las materias primas fue un factor clave, que sirvió de apoyo a los mercados emergentes por un lado, y permitió la recuperación de los mercados de crédito desde los niveles distressed que teníamos hace un año. La resiliencia del crecimiento económico también ha sido importante, ya que ha llevado las tasas de desempleo de los principales países a niveles inferiores a los del comienzo de 2016. Algo para reflexionar, según nos adentramos en un 2017 probablemente “lleno de acción”.

Os dejamos con la agenda de la semana:

Informe semanal Market Insights