Publicado en el blog Market Insights

Los datos de confianza del consumidor en EE.UU. rebotaron en febrero. El mes pasado parecía que los consumidores estaban sufriendo la cuesta de enero después de un duro final de 2018, en el que vieron el S&P 500 acercarse a un bear market, así como el cierre del gobierno en su país. Desde entonces los consumidores han tenido razones para estar más positivos – el índice S&P 500 ha vuelto a subir y ya solo está un 5% por debajo de su máximo, y también se ha anunciado el fin al cierre del gobierno.

Dado que el consumo representa aproximadamente un 70% del PIB, el consumidor constituye un factor fundamental para las perspectivas económicas de EE.UU. Por ello este rebote en la confianza del consumidor sugiere que la economía americana continúa en buen estado de salud, a pesar de la reciente preocupación acerca de una ralentización del crecimiento.

 

SOLO PARA CLIENTES PROFESIONALES | PROHIBIDO EL USO O LA DISTRIBUCIÓN ENTRE INVERSORES MINORISTAS

Este es un documento comercial y como tal las opiniones contenidas en el mismo no deben considerarse asesoramiento o recomendación de comprar o vender acciones. Queda a discreción del lector, basarse en información contenida en este material. Cualquier análisis contenido en este documento se ha realizado, y puede ser utilizado, por J.P. Morgan Asset Management para sus propios fines. Los resultados de estos análisis se utilizan como información adicional y no reflejan necesariamente las opiniones de J.P. Morgan Asset Management. Cualesquiera estimaciones, cifras, opiniones, estados de tendencias del mercado financiero o técnicas y estrategias de inversión que se mencionan, a menos que se indique otra cosa, son de J.P. Morgan Asset Management a fecha de este documento. Se consideran fiables en el momento en que se ha redactado el presente documento, pero pueden no ser necesariamente completas, y no se garantiza su exactitud. Pueden estar sujetas a cambios sin que se le comuniquen o notifiquen.

Debe señalarse que el valor de las inversiones y sus rendimientos pueden fluctuar en función de las condiciones del mercado y los acuerdos fiscales, y los inversores pueden no recuperar el importe íntegro invertido. La inversión en los Fondos conlleva riesgos y puede no ser adecuada para usted. Los cambios en los tipos de cambio pueden tener un efecto desfavorable sobre el valor, precio o rendimiento de los fondos o de las inversiones subyacentes extranjeras. Los resultados y rentabilidades pasadas no constituyen una indicación fiable de los resultados futuros. No se garantiza que cualquier previsión realizada se materialice. Por otra parte, aunque nuestra intención consiste en lograr el objetivo de inversión del fondo de inversión, no podemos garantizar que dicho objetivo vaya a cumplirse.