La semana pasada, el índice compuesto PMI de la zona euro de noviembre cayó 0,7 puntos hasta 51,4. Aunque hubo datos positivos y negativos, los números en general decepcionaron. El PMI manufacturero cayó de 51,4 a 50,0 en Alemania, mientras que en Francia bajó de 48,8 a 46,5.

Estos datos frustran las esperanzas generadas a principios de la semana anterior, en especial en Alemania, donde la encuesta ZEW publicada el martes sorprendió significativamente en positivo.
 

Estos últimos datos de PMI confirman el entorno económico moderado en el que se encuentra Europa y podría significar un crecimiento menor del esperado ahora que el año llega a su fin.