La economía estadounidense está mostrando signos de recuperación. Las ventas de vivienda nueva han aumentado notablemente hasta el nivel más alto desde 2007 -aunque todavía un 50% inferior al nivel máximo de 2005-, lo que indica un potencial adicional de subida. Los precios de las viviendas también han subido. Por su parte, los pedidos de bienes duraderos subieron un 4,4% tras un periodo de debilidad .

 

Las peticiones de subsidio de desempleo continuaron cerca del nivel más bajo desde los años 70, y la confianza del consumidor mejoró, lo que no sorprende dado que la monitorización de salarios de Atlanta Fed está mostrando incrementos en los salarios de un 3.4% interanual. La inflación en el sector servicios (ex- energía), ha repuntado hasta más de un 3% interanual. En resumen, la economía estadounidense está en buen estado, las presiones inflacionarias están surgiendo y la Reserva Federal debería subir tipos de nuevo este año.

Os dejamos con la agenda de esta semana: