Uno de los puntos más seguidos este año ha sido las reservas (fx) de divisas de China. Los inversores se han preocupado ya que una eventual caída de las reservas de divisas podría hacer pensar que China es incapaz de gestionar su moneda y podría dar lugar a una fuerte devaluación del Yuan, causando un gran efecto en los mercados globales.

Sin embargo, como muestra el gráfico de esta semana, las reservas de divisas han comenzado a estabilizarse a medida que los niveles de reserva aumentaron en 6.000 millones de dólares en abril - el segundo mes consecutivo de entradas – siendo la primera vez que esto ocurre desde junio de 2014.

La mejora de los flujos de capital, junto con los signos de estabilización a través de los datos económicos de China (tales como las ventas minoristas y la producción industrial) deberían ayudar a los inversores a superar los temores sobre un aterrizaje brusco de China en el corto plazo.
 


Os dejamos con la agenda macro de la semana: 


Informe Semanal Market Insights