La semana pasada se caracterizó por los grandes movimientos en los mercados de la libra esterlina y los Gilts. Durante varios meses, las tires de los bonos de gobiernos de los mercados desarrollados se han movido a la baja de forma conjunta, especialmente en la zona media y larga de la curva. Pero esta divergencia reciente ilustra la siguiente fase, con los efectos post-referendum propagándose a los mercados financieros. Los inversores han revisado los precios de los Gilts siguiendo la subida en las expectativas de inflación en el Reino Unido causada por una libra más débil como consecuencia de las preocupaciones en torno a un ”hard Brexit”- preocupaciones motivadas por los comentarios en la reunión del partido conservador en la primera semana de octubre-.

 

Teniendo en cuenta estos movimientos, es muy importante diversificar a nivel global la exposición a bonos de gobierno de mercados desarrollados, en un momento en el que las políticas gubernamentales pueden tener más repercusión en los mercados que las políticas de los bancos centrales.

Os dejamos con la agenda de esta semana: