2016 ha sido un año duro para los bancos europeos. El sector ha caído un 14% en lo que va de año, debido a una combinación de regulaciones más duras, altos gastos legales y el comienzo de los tipos de interés negativos, que se han “comido” los beneficios. Los inversores han estado nerviosos por la salud financiera de los bancos europeos en las últimas semanas, pero a pesar de una intensa especulación de los medios, el gráfico de esta semana muestra que el coste de la contratación de seguros por parte de las empresas financieras europeas ha subido solo ligeramente este año y se mantiene muy por debajo de los máximos vistos durante la crisis de deuda de la zona euro.

 

En general, los bancos han hecho muchos progresos desde la crisis financiera para fortalecer sus balances y han incrementado el ratio core tier one hasta un 11% en Europa, el doble de lo que era hace ocho años. Aunque sigue habiendo problemas, los temores a una crisis bancaria europea parecen exagerados.

Os dejamos con la agenda de esta semana: