Anis Lahlou-Abid, co-gestor de JPMorgan Funds – Europe Dynamic Technologies Fund, habla sobre los factores que están motivando la fuerte rentabilidad del sector tecnológico europeo en lo que va de año.

 

1. Las rentabilidades resisten

 

En lo que va de año, la rentabilidad del sector tecnológico europeo sólo está por detrás de la rentabilidad de los productores de materias primas. A pesar del temor de que una guerra comercial entre EEUU y China afecte a las cadenas de suministro, y ante el sentimiento de cautela, el sector tecnológico ha tenido una rentabilidad del 7,8% en lo que va de año.

 

 

2. La tecnología está cumpliendo sus promesas

 

La sólida rentabilidad del sector no se construye sobre el optimismo sino sobre resultados. Mientras se recrudece el debate sobre la falta de crecimiento de beneficios en Europa, las compañías tecnológicas de la región han cumplido sus promesas –ahora sus beneficios están un 20% por encima de su máximo de 2007– tras una fuerte temporada de presentación de beneficios del primer trimestre.

 

 

3. Un futuro prometedor

 

El cambio estructural que apuntala la tecnología en Europa fue evidente en las positivas estimaciones presentadas por las compañías junto con sus resultados del primer trimestre. La adopción se está acelerando rápidamente y la tecnología se está extendiendo mucho más allá del software tradicional, los sectores de semiconductores y servicios para alcanzar a todas las áreas de la economía—como se comprobó en las estimaciones de crecimiento, las segundas de todos los sectores.

 

 

SOLO PARA CLIENTES PROFESIONALES | PROHIBIDO EL USO O LA DISTRIBUCIÓN ENTRE INVERSORES MINORISTAS

Este es un documento comercial y como tal las opiniones contenidas en el mismo no deben considerarse asesoramiento o recomendación de comprar o vender acciones. Queda a discreción del lector, basarse en información contenida en este material. Cualquier análisis contenido en este documento se ha realizado, y puede ser utilizado, por J.P. Morgan Asset Management para sus propios fines. Los resultados de estos análisis se utilizan como información adicional y no reflejan necesariamente las opiniones de J.P. Morgan Asset Management. Cualesquiera estimaciones, cifras, opiniones, estados de tendencias del mercado financiero o técnicas y estrategias de inversión que se mencionan, a menos que se indique otra cosa, son de J.P. Morgan Asset Management a fecha de este documento. Se consideran fiables en el momento en que se ha redactado el presente documento, pero pueden no ser necesariamente completas, y no se garantiza su exactitud. Pueden estar sujetas a cambios sin que se le comuniquen o notifiquen.

Debe señalarse que el valor de las inversiones y sus rendimientos pueden fluctuar en función de las condiciones del mercado y los acuerdos fiscales, y los inversores pueden no recuperar el importe íntegro invertido. La inversión en los Fondos conlleva riesgos y puede no ser adecuada para usted. Los cambios en los tipos de cambio pueden tener un efecto desfavorable sobre el valor, precio o rendimiento de los fondos o de las inversiones subyacentes extranjeras. Los resultados y rentabilidades pasadas no constituyen una indicación fiable de los resultados futuros. No se garantiza que cualquier previsión realizada se materialice. Por otra parte, aunque nuestra intención consiste en lograr el objetivo de inversión del fondo de inversión, no podemos garantizar que dicho objetivo vaya a cumplirse.