Las empresas con mas cash y mayor rentabilidad por dividendo muchas veces son las que están mas endeudadas. Parecerían las más atractivas pero en repetidos casos son malas inversiones por que con su alto dividendo ocultan un problema de generación de cash flow.

Como en muchos aspectos de la vida, en bolsa también las apariencias engañan. De hecho, quizás ocurre más en los mundo financiero. Los mercados son como un gran escenario en el que millones de inversores analizan a las empresas con luz y taquígrafos. Por tanto las empresas deben aparentar continuamente ser solventes, rentables, ágiles, flexibles y especialmente poderosas.

En los últimos años, uno de los errores mas habituales de muchos inversores ha sido invertir en empresas con la mayor rentabilidad por dividendo. La lógica parecería convencernos que si una empresa paga muchos dividendos, debe generar muchos beneficios que puede repartir a sus accionistas y además debe tener un posición financiera muy solvente. De hecho, históricamente, los inversores asimilábamos a las compañías de mas dividendo como las mas conservadoras o mas seguras de todo el mercado.

En cambio la realidad es bipolar. Hay compañías muy sólidas con una enorme capacidad continuada de generación de beneficios y cash flow, pero en muchos casos, especialmente en Europa, las empresas que mas dividendos han pagado estos años han sido las mayores destructoras de valor de todo el mercado . Los bancos, las eléctricas y las empresas de telefonía han pagado en su mayoría cifras gigantescas en dividendos a sus accionistas sin haberlas generado en su actividad ordinaria y financiándolos con deuda lo que es una combinación diabólica. No es extraño que estos hayan sido los peores sectores en bolsa en los últimos cinco años en las bolsas europeas............

Aquí podéis encontrar el artículo completo junto a varias tablas de las empresas cotizadas con mayor rentabilidad pro dividendo en España y Europa:

http://investorsconundrum.com/2013/02/27/6922/

En los comentarios del artículo enlazado alguien cita otro artículo similar de 2010, llamado "Los riesgos ocultos de invertir en grandes valores":

http://www.expansion.com/2010/11/04/mercados/1288894290.html