En el cuarto trimestre del año, la volatilidad ha vuelto al mercado, en especial en las pequeñas empresas. Hemos asistido a un desplome de las empresas pequeñas o “small caps” a nivel global. De España a la India, pasando por Suiza, Francia, hasta los Estados Unidos o Japón. En todos estos mercados, las small caps caen el doble que lo hacen las grandes empresas que forman parte de los índices principales.

En 2018, el CAC-40 ha perdido un -10,95% versus un -26,80% en el índice de small caps. En Suiza las pérdidas son del -10,15% del índice de grandes empresas versus el -18,90% en el índice de medianas. En Holanda el índice AEX ha caído un -13,85% versus un -24,25% en el índice Amsterdam mid. En USA del -5,35% en el S&P 500 al -11,35% en el Russell 2000. Incluso el de índice de Philadelfia de servicios petroleros, la media ponderada de acciones cae un -45,59% en el año. Japón no ha sido distinto, así el índice NIkkei 225 ha perdido un -9,34%, el índice Topix de algo más de 1000 empresas un -19,86%, el Topix small caps un -22,28% y el TSE Mothers de microcaps un -32,01%.

Si quieres leer la carta completa, descarga aquí el PDF