La bolsa norteamericana cotiza a unos múltiplos de valoración muy exigentes. Las 500 empresas del S&P 500 se pagan a prácticamente 30 veces sus beneficios medios generados en los últimos 10 años. Con un ratio de 28,6 (del llamado PER 10, PER de Shiller o CAPE), sólo en dos periodos en la historia la bolsa americana cotizaba más cara que hoy. Fue en los meses previos al crash de 1929 y durante más de dos años entre 1997 y 1999, el periodo de euforia de la burbuja de internet que explotó en el año 2000. En ambos casos los inversores vieron posteriormente castigado su exceso de optimismo con caídas significativas. La mayoría de medios de comunicación especializados, suelen usar el PER calculado con los últimos beneficios, pero la historia nos demuestra que no sirve para anticipar cambios de tendencia en la bolsa. El PER10 o PER de Shiller en cambio sí es un indicador útil para el medio y largo plazo, aunque no para el corto plazo. A pesar de estos indicadores, el mercado norteamericano continua demostrando una gran fortaleza en el corto plazo que aún pensamos continuará, al menos para los próximos meses. 

Si quieres leer la carta completa, descarga aquí el PDF