Libros de inversión y economía

TheMoneyGlory Analista financiero y periodista económico

Invertir: El último arte liberal


Escrito 8 Oct 13

Quién sabe si la construcción de San Petersburgo hubiera sido posible si Pedro el Grande se hubiera quedado, para siempre, en Rusia observando su imperio. Los historiadores atribuyen a la "Gran Embajada" la chispa que encendió la revolución, sin precedentes, del emperador. Ésta fue posible gracias a que Pedro y su séquito recorrieran Europa, de incógnito, en busca de aliados contra los Otomanos. Aunque la solicitud de ayuda fue infructuosa, el zar descubrió a fondo la Europa Occidental de finales del siglo XVII, los nuevos avances en tecnología y participó activamente en la construcción de obras navales, junto a constructores experimentados.

"Investing : The Last Liberal Art" de Robert Hagstrom incita al lector a descubrir y aprender de diferentes disciplinas, para enfocar las finanzas y las inversiones desde todas las perspectivas posibles. Pedro I el Grande no aparece en ningún capítulo del libro, pero es el primer ejemplo que me viene a la cabeza, cuando se habla de un personaje histórico multidisciplinar. Quien le pedía a un rey hacer de constructor?

El autor del libro, sí que cita a Charlie Munger. El socio de Warren Buffett en Berkshire Hathaway fue quien introdujo el concepto de "Red de Modelos Mentales" - latticework of mental models - , en una conferencia en la Marshall School of Business de la Universidad de California del Sur. Mientras que los estudiantes esperaban un charla técnica, de valores contables y ratios empresariales, el inversor les dejó descolocados con una lista de otras asignaturas dónde prestar atención, como la filosofía , las matemáticas o la física.

"Para un hombre con un martillo, cualquier problema tiene forma de clavo" , dice Hagstrom , por eso es el momento de llenar la caja de herramientas. A través de Platón, Schumpeter, Kahneman, Darwin ; filósofos , economistas , psicólogos , biólogos ... a todos nos podemos remitir en algún momento de duda, para terminar de formar nuestro modelo mental y enfocar claramente, desde otras perspectivas, un problema sin una solución concreta.

El objetivo del libro es complicado. Con menos de 200 páginas Hagstrom debe demostrar la utilidad de las grandes disciplinas y como estas están entrelazadas. Además, parece desencaminado citar clásicos y recomendar tratados de política y filosofía cuando las recomendaciones bursátiles se realizan vía twitter y la especialización , a través del dominio de los instrumentos, es el modus vivendi de nuestra sociedad . No obstante, la fortaleza del mensaje es que los grandes gestores también conciben las inversiones de esta manera.

Via The Money Glory

Comentarios (0)