Ya está disponible la última Carta Trimestral a Inversores de Iván Martín
 

En ella Iván destaca los extremos de valoración a los que ha llegado el mercado, alcanzando niveles máximos en la historia. Lo caro está cada vez más caro y lo barato, cada vez más barato.

 

En el entorno actual, incierto y sin crecimiento, el inversor está dispuesto a pagar más por aquello que transmita seguridad o por lo que “pueda prometer” crecimiento, sin apenas importar la viabilidad de modelo de negocio. Por el contrario, empresas de corte industrial e intensivas en capital están muy baratas, aunque su potencial de revalorización a futuro es muy alto.

 

Al hablar de la bolsa, Iván hace hincapié también en la diferencia entre riesgo e incertidumbre. La bolsa es incierta por naturaleza, pero no necesariamente arriesgada en un horizonte temporal de largo plazo. Y ante la divergencia extrema entre lo caro y lo barato, lo más rentable a largo plazo es una cartera diversificada de empresas cotizando por debajo su potencial.

 


Os invitamos a leerla y os recordamos que todas las cartas trimestrales están disponibles en nuestra web.