Dos fondos de gestión pasiva se cuelan entre los nueve que logran ganar al índice