SITUACION DE MERCADO
Arranque de año positivo para las bolsas y bonos corporativos; que han iniciado 2018 como acabaron el año anterior, debido a la constatación de los buenos datos macroeconómicos que se están publicando a nivel global. El PIB del conjunto de países de la eurozona creció en 2017 al 2.7% (con España creciendo un 3.1%), mientras que en EE. UU. la tasa de crecimiento ascendió al 2.6% anualizado en el 4T 2017 con un importante apoyo del consumo, que avanzó un 3.8%. Los indicadores adelantados de actividad (PMI, IFO, …) han continuado marcando niveles elevados de expansión económica.
Los indicadores de precios de la zona euro continúan en niveles moderados (general 1.3% y subyacente 1%), quitando presión para que el Banco Central Europeo (BCE) reduzca estímulos monetarios de manera más acelerada de lo que el mercado descuenta actualmente.
En la reunión del BCE celebrada en enero, no se produjeron cambios en la política monetaria (tipos de intervención y programa de compra de activos). Tampoco varió el forward guidance que se espera sea modificado a principios de 2018 de acuerdo con la publicaron de las actas de la reunión de diciembre. Respecto al mercado de divisas, Draghi comentó que se deberá monitorizar de cerca su evolución, debido al impacto que pueda tener la apreciación del euro sobre el crecimiento y la inflación a futuro. Reunión, por tanto, hawkish debido a las expectativas generadas en ésta por los niveles alcanzados en el eurodólar. Tras esta reunión vimos un fuerte movimiento de bear flatenning en las curvas europeas, con una subida de las rentabilidades mucho más acusada en la parte media de la curva que en la larga.
En el cómputo mensual hemos asistido a repuntes de rentabilidades en los bonos de países core, con el bono a 10 años en Alemania ofreciendo una TIR del 0.7% a cierre de mes y el bono a 10 años en EE. UU. del 2.7%, en este caso también afectado por el anuncio de reducción de compra de bonos por parte del Banco de Japón, así como por comentarios de miembros del gobierno de China sopesando la reducción de compras de bonos americanos.
La agencia de calificación crediticia Fitch, elevó el rating de España de BBB+ a A- por la mejora de la economía, la buena salud del sistema financiero y la reducción del déficit y de la deuda pública. Esto, unido a una exitosa colocación de una nueva referencia a 10 años, ha hecho que los bonos españoles hayan visto reducido el diferencial que ofrecen respecto sus homólogos alemanes hasta niveles cercanos a 70 puntos básicos (p.b.).
En los mercados de crédito, hemos visto un arranque de año positivo, con un mejor comportamiento para la deuda bancaria y en especial para la subordinada, que ha estado favorecida por las mejores expectativas del sector a futuro por unos tipos de intervención más elevados para los próximos años.

MERCHBANC RENTA FIJA FLEXIBLE
La cartera de Merchbanc Renta Fija Flexible ha obtenido una rentabilidad en enero de 2018 del 0,82%.
Sectorialmente, la deuda subordinada bancaria ha sido el tramo que más ha aportado a la rentabilidad mensual de la cartera, sobre todo en las emisiones con mayor subordinación de grandes bancos españoles e italianos, así como la deuda lower tier 2 de banca mediana doméstica.
Durante el mes, se han mantenido posiciones vendidas en el bono alemán a diferentes vencimientos, en función del tramo de la curva que creíamos podía tener un peor comportamiento relativo. Cerramos el mes con bonos alemanes vendidos a 10 y sobre todo a 30 años.
Hemos cerrado la posición de compra del bono del gobierno de Portugal y la venta de Alemania en el plazo de 30 años a un diferencial de 160 p.b. entre ambas referencias (partía 2018 en 190 p.b.). Hemos empezado a construir una posición apostando por el mejor comportamiento relativo de los bonos italianos respecto a los alemanes (compra de Italia y venta de Alemania) en este caso en el plazo de 10 años.
Actualmente, tenemos un 23% de la cartera invertida en deuda subordinada de bancos y compañías de seguros, un 17% en híbridos corporativos, un 23% en bonos senior con cupones fijos, un 20% en bonos con cupones flotantes, un 8% en gobiernos y 9% en liquidez.
Esperamos que los bonos de gobierno ofrezcan mayores rentabilidades que las actuales en los próximos meses, por lo que mantendremos duraciones de cartera reducidas cubriendo la exposición a tipos de interés con futuros de bono alemán, que es el activo que creemos tiene más recorrido a la baja en precio.
A cierre de enero, la duración modificada media es 2.2, la TIR de cartera el 2.1% y el rating medio de BBB.


Gracias por la confianza depositada en nosotros.


Germán García