MERCHBANC RENTA FIJA FLEXIBLE
Junio de 2019


Mes de junio marcado por el excelente comportamiento de todos los mercados de renta fija, resaltando la evolución mensual de deuda gobierno europea, y especialmente la de los países de la periferia, muy soportados por los mensajes acomodaticios de los bancos centrales.

El fondo cierra junio con una rentabilidad mensual del +1,61% y del +3,64% en el 2019. Buen comportamiento del fondo, dónde las principales apuestas tácticas nos han aportado valor. La exposición a los tramos largos estadounidense, la apuesta por Europa del este y la deuda de países de la periferia europea, han sido los grandes catalizadores para la rentabilidad del fondo en el mes de junio.

Mientras el BCE sigue transmitiendo un mensaje claramente dovish al mercado, poniendo en la mesa la posibilidad de nuevos recortes de los tipos de depósitos actualmente en el -0,40% así como la posibilidad también de un programa de compras con el fin de conseguir una inflación en Europa más cercana al 2%. Esto está llevando a los mercados de renta fija a alcanzar rentabilidades negativas nunca vistas antes.

Ante el mensaje del presidente del BCE, Sr. Draghi, los países de la periferia fueron los más beneficiados gracias a los nuevos estímulos anunciados. Destaca nuestra apuesta táctica en Italia, donde su deuda a 10 años empezó junio entorno al 2,7% para cerrar en el 2%.

Después de este buen comportamiento en los bonos de gobierno, hemos decidido reducir la duración para vernos menos expuestos ante posible mejora de datos económicos que pueda hacer repuntar las curvas a largo plazo. Somos muy cuidadosos con la duración de la cartera de renta fija, intentando aportar la flexibilidad necesaria al fondo para defender el patrimonio de nuestros participes.

Por la parte de crédito, seguimos infraponderando activos subordinados a pesar de ser los que más rentabilidad ofrecen. En el momento actual de tipos, preferimos buscar descorrelación con los activos de más riesgo, primando la buena calidad crediticia en la cartera, actualmente con un rating medio de A-.

En nuestro intento por conseguir rentabilidad y buena calidad, seguimos ampliando nuestro universo de inversión a nuevos sectores y zonas geográficas, estudiando la inversión en compañías con balance saneado, baja deuda y una generación de caja sostenible en el tiempo que permita hacer frente a los pagos ante escenarios adversos.

Durante estos meses de verano, y la previsible disminución de volumen, posicionaremos el fondo defensivo, invirtiendo en pagarés hasta el limite superior del 10% y buscando así un control de la volatilidad, invirtiendo en corto plazo en empresas con visibilidad en el mercado y con capacidad de repago de la deuda. Por otro lado, seguimos muy de cerca todos los acontecimientos macroeconómicos y geopolíticos para ir adaptándonos al entorno, y primando la solvencia y la preservación del capital en un mundo con tipos cada día más bajos.


Una vez más gracias por su confianza.