MERCHBANC RENTA FIJA FLEXIBLE
Mayo de 2019

Buen comportamiento del fondo en un mes marcado por el tensionamiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, este hecho ha derivado en caídas generalizadas de las bolsas mundiales y resto de activos de riesgo.

El fondo ha cerrado el mes en positivo (+0,04%), a contratendencia respecto a competidores debido a un posicionamiento más defensivo. La infraponderación llevada a cabo sobre los activos subordinados, que son los que más han sufrido en el mes, así como la apuesta táctica de aumentar con decisión la exposición a Estados Unidos en los bonos de gobierno de 10 y 30 años, han actuado como activo refugio y nos han permitido cerrar en positivo el primer mes en negativo del año para los principales índices de crédito.

Se alejan temores inflacionistas y los indicadores de confianza muestran cierta debilidad, por ello seguimos confortables invertidos en la curva americana tanto en el 10 como en el 30 años.

Los gobiernos periféricos siguen estrechando spreads frente a Alemania, mejoría de España, Grecia y Portugal, mientras que en Italia perdura el tensionamiento de la curva de tipos ante el nuevo escenario que se abre tras los resultados de las elecciones europeas, dónde M. Salvini salió claro vencedor y no se descarta un adelanto electoral.

En Europa vemos un claro posicionamiento en los bonos de gobierno al disiparse cualquier tipo de subida de tipos, es por ello por lo que estamos posicionados en duraciones más largas, buscando un aplanamiento de la curva tanto en Italia como en Francia.

Con respecto al crédito, seguimos siendo muy activos en aquellas emisiones primarias que nos proporcionen buena calidad, con sólidos balances, generación de caja recurrente, endeudamiento bajo y una buena visibilidad de los negocios.
Por otra parte, la libra sigue en un rango bastante estrecho donde vemos oportunidad de incrementar nuestra exposición ante la volatilidad que ha causado el cese anticipado de la primera ministra T. May, abriéndose incertidumbre ante la sucesión en el cargo. En cuanto al dólar, el cambio de sesgo y ante posibles recortes de tipos por parte de la FED, hace replantearnos nuestra estrategia y comenzar a cubrir los activos en la divisa americana para no vernos perjudicados ante un hipotético fortalecimiento del euro frente al dólar.

En cuanto a la calidad crediticia de la cartera, hemos mejorado un peldaño el rating medio hasta llegar a situarlo en A- frente a BBB+ del mes pasado, buscando un posicionamiento de cartera defensivo, descorrecionalizándolo de la renta variable y con una volatilidad controlada, por ello nos centramos en la diversificación tanto por sectores como por países y divisas, buscando valor en aquellos activos que cumplen con nuestras premisas.

Una vez más gracias por su confianza.