Merchbanc SICAV Renta Fija Flexible

Octubre 2018

 

Este mes de octubre, el fondo ha tenido una rentabilidad negativa del -0.7% consecuencia de en un primer punto la sorprendente resolución judicial que dictaba sentencia sobre los AJD, al no contar el sector bancario con este revés tanto el equity como el crédito sufrieron bastante al no estar aprovisionados estos gastos derivados y hacer peligrar sus cuentas de resultados, sobre todo los bancos medianos y pequeños.

Días más tardes se decidió, de manera también sorprendente, dejar en entredicho esta sentencia y aguardar al día 05 de noviembre para tomar una decisión en firme sobre quién se tiene que hacer cargo de los AJD y, si estos recaen sobre los bancos, si debe haber retroactividad o no.

Otro punto para tener en cuenta en este mes ha sido la bajada del sector automoción, derivada de una menor demanda, los problemas que están teniendo los países emergentes con sus monedas y la guerra comercial que comenzó el gobierno de D. Trump. Estos hechos han ocasionado que el sector se vea perjudicado y sus perspectivas sean negativas en cuanto a márgenes y ventas.

Por otro lado, los gobiernos han tenido una volatilidad elevada como nos llevan acostumbrando estos últimos meses. El bono italiano a 10 años llegó a alcanzar el 3,80% después de que la Unión Europea no admitiera los presupuestos presentados al no respetar el pacto de estabilidad. El déficit del 2,4% debe ser revisado a la baja por el gobierno italiano, y no cabe duda de que se llegará a un acuerdo entre las partes. Con el bono italiano tan tensionado, decidimos tomar una posición compradora y aprovecharnos de la más que probable recuperación hacia niveles más cercanos al 3% que esperamos se sitúe a final de este año.

Mientras, el Bund sigue actuando como activo refugio y sólo impulsando su rentabilidad la correlación existente con el T- Note, ya que el diferencial entre ambos se sitúa a final de mes en 275pb y ampliándose. Debido a esta situación, hemos decidido apostar por estar corto del 5 años alemán y largos de los 30 años, ya que pensamos que el estrechamiento de la curva ocurrirá como está pasando en Estados Unidos desde que se comenzó a subir los tipos de interés.

Durante este mes, hemos ido vendiendo el crédito más largo que teníamos en cartera y sustituyéndolo por vencimientos entre el 2019 y el 2022 aprovechando el tensionamiento que existía en el mercado de crédito. Gracias a este movimiento hemos podido comprar empresas sólidas, con una buena generación de caja y líderes en sus sectores que se han visto castigadas por el riesgo país o el riesgo del sector pero que desde nuestro análisis consideramos una muy buena oportunidad de compra.

La estrategia para seguir de aquí a final de año será seguir apostando por el estrechamiento de la curva alemana y seguir comprados de Italia a los precios donde aprovechamos ese castigo por los presupuestos que fueron niveles del 3,70%, por parte de gobiernos. Por parte de crédito, mantener la duración controlada en la zona de 2, ir sustituyendo el poco crédito que aún tenemos con vencimiento del 2024-2025 por bonos con una duración menor que nos aporte una relación riesgo-rentabilidad atractiva para que nuestros participes se vean beneficiados en el corto y medio plazo. Además, seguimos con nuestra filosofía flexible y activa que nos hace amoldarnos al mercado en cualquier tipo de situación.

Gracias por confiar en nosotros.