SITUACION DE MERCADO
El mes de septiembre ha estado marcado por la reunión de política monetaria de la Reserva Federal, en la que se ha concretado el programa de reducción de balance de la FED para los próximos años. Esto, unido a la presentación del borrador de rebajas fiscales propuestas por el ejecutivo de Trump, ha hecho que las rentabilidades de los bonos estadounidenses repuntaran con fuerza hasta situarse en el entorno del 2.3% en el que han cerrado el trimestre (+22 puntos básicos en el mes). Debido a esto también hemos visto una apreciación del dólar americano respecto al euro, lo que ha permitido que las bolsas europeas cierren septiembre con subidas medias del 4% (con la excepción de la bolsa española que se ha visto penalizada por el conflicto político en Cataluña).

En la reunión de septiembre, el Banco Central Europeo no dio detalles sobre el programa de reducción de compras que se espera anuncie en un futuro cercano, y volvió a incidir en que considera primordial monitorizar de cerca la evolución del tipo de cambio por la incidencia que pueda tener sobre la inflación a futuro. La FED por su parte, reafirmó las expectativas que tenía el mercado de futuras subidas de los tipos de intervención para los próximos años, que situarían el nivel esperado de tipos según las estimaciones de sus miembros en el 2.125% en 2018 y 2.7% en 2019, a la vez que revisó ligeramente al alza sus expectativas de crecimiento y a la baja las de inflación. Respecto a la reducción del tamaño del balance (que alcanza casi el 25% del PIB estadounidense), Yellen afirmó que sería predecible y gradual, mediante la no reinversión de vencimientos de bonos de gobierno y titulizaciones que vayan venciendo.

En el frente político, destaca la celebración de elecciones en Alemania donde el partido de Angela Merkel obtuvo el 33% de los votos, por lo que se ve obligada a pactar con diferentes partidos para poder formar gobierno debido a la negativa de los socialdemócratas a renovar la coalición de los últimos años. En España hemos visto un incremento de la tensión política y social a medida que se iba acercando la fecha del referéndum en Cataluña, pero sin penalizar en exceso a los activos financieros españoles a cierre de trimestre.

La tendencia en la publicación de datos macroeconómicos ha seguido siendo positiva, tanto en indicadores adelantados como en retrasados. Destacar el repunte visto en el petróleo (brent +7% en el mes), lo que, unido al programa de expansión fiscal propuesto por el gobierno estadounidense, han hecho que se incrementen ligeramente las expectativas de inflación para los próximos años.
El bono a 10 años americano cerró el mes en el 2.35%, el 10 años alemán en el 0.46% y el 10 años español en el 1.6%.

Durante este mes, hemos asistido a la rebaja de calificación crediticia de China por parte de Standard and Poors (de AA- a A+), y al mantenimiento del rating de España en BBB+ por la misma agencia de calificación, aunque alertando que un incremento en las tensiones políticas podría impactar en la confianza de los inversores en el país. Destacamos la mejora de calificación
crediticia que vimos en Portugal por parte de S&P, siendo la primera de las tres agencias de calificación crediticia que le otorga el grado de inversión (BBB-), lo que ha hecho que las rentabilidades de sus bonos estrechen respecto a los bonos alemanes en 55 puntos básicos en el último mes. S&P destacó la mejora de expectativas para la macro del país luso con crecimientos estimados por encima del 2% de media hasta el 2020. Además, resaltó la mejora que se ha llevado a cabo en materia de control presupuestario y las mejores condiciones financieras para afrontar futuras refinanciaciones.

Hemos visto multitud de emisores aprovechar el momento de mercado para emitir nuevas referencias en el mercado primario, en toda tipología de deuda. Destaca la emisión de 1.000 millones de euros de Santander en un nuevo Contingent Convertible con el cupón más bajo visto hasta ahora por una emisión española (5.25%). En deuda soberana destaca la emisión de 3.500 millones de Austria a un plazo de 100 años con un cupón del 2.1%.


MERCHBANC RENTA FIJA FLEXIBLE
La cartera de Merchbanc Renta Fija Flexible ha subido un 0,39% en el mes septiembre acumulando una rentabilidad en 2017 del 5,41%.
Se ha reducido la duración media de cartera mediante la venta de bonos de gobierno, teniendo a cierre de septiembre posiciones vendidas en bonos de gobierno alemán a 10 años y bonos de gobierno español al mismo plazo.

En posiciones de valor relativo en curvas de gobierno se invierte en las siguientes estrategias de cara al comienzo del último trimestre del año:

- Aplanamiento de los bonos de gobierno euro entre los plazos 10 y 30 años.
- Ampliación de la prima de riesgo entre Italia y Alemania a 10 años
- Reducción de la prima de riesgo entre Portugal y Alemania a 30 años.

Mantenemos un peso importante de cartera invertido en bonos emitidos en USD (14% del fondo), aunque en su mayoría cubrimos el riesgo de tipo de cambio de las emisiones.
Durante el mes se ha invertido en deuda de Portugal a 30 años, cubriendo en determinados momentos el riesgo de tipos de interés con el bono alemán al mismo plazo. En bonos corporativos se han reducido posiciones en deuda subordinada corporativa en favor de bonos subordinados financieros, que se pueden ver más favorecidos por unos tipos de interés más elevados en el futuro. En esta línea hemos incrementado posiciones en Liberbank tras el anuncio de la ampliación de capital por importe de 500M€ y hemos invertido en deuda subordinada de la aseguradora francesa Groupama y en el banco británico Barclays. Mantenemos determinadas inversiones en emisiones High Yield de compañías domésticas con niveles de apalancamiento moderado y con óptima generación de caja operativa.

El porcentaje en cuenta corrientes y bonos de gobierno a muy corto plazo con escasa sensibilidad a los movimientos de tipos de interés supone a cierre de trimestre el 23% de la cartera, mientras que los bonos referenciados a los mercados interbancarios pesan casi el 20% del total del patrimonio.

La Duración Modificada media a cierre de agosto es 1.66, la TIR media de cartera el 1.6% y el rating medio de BBB+.