Nuestro vehículo Merchbanc Renta Fija Flexible cierra el mes de octubre con una rentabilidad negativa del -0,37% y una anual del +5,67%, frente al índice Euro Aggregate, que recoge la deuda de grado de inversión denominada en euros, que cierra el mes de octubre con caídas del -0.92%. Ha sido un mes de repunte de tires de los bonos de gobierno, donde el Bund alemán ha pasado de una TIR del -0,57% al -0,40%, mientras ha vuelto la volatilidad al Treasury estadounidense, situándose en un rango del 1,84% al 1,53%, moviéndose ante los temores de enfriamiento económico y los avances en las tensiones producidas por la guerra comercial con China.

Mes de octubre marcado por la despedida del Sr. Mario Draghi al frente del BCE, dejando unos tipos de interés en mínimos históricos y con un balance cargado de deuda. Su recuerdo será el de un presidente comprometido por hacer lo que hiciera falta para luchar contra una inflación a la baja y contra las dudas sobre el euro. El papel que le deja a su sucesora, Sra. Lagarde, quien apuesta por una política monetaria continuista, es de tipos bajos y estímulos ante la baja inflación y el débil crecimiento previsto.

Al otro lado del océano, el presidente de la reserva Federal estadounidense, Sr. Jerome Powell, no defraudó al mercado con una nueva bajada de tipos de interés, situándolos en el 1,75% pero dejando entrever un periodo de estabilidad de tipos a la espera de la evolución de los datos y de los efectos en la economía de los estímulos.

Por el lado macroeconómico, estamos viendo datos mixtos en los PMI, se empieza a descartar un Brexit duro, y avances en cuanto a la guerra comercial entre EEUU y China. Este mejor escenario ha dado alas a los activos de riesgo, impulsando a nuevos máximos en las bolsas y presiones bajistas en la renta fija.

Durante este mes hemos rebajado la duración en más de 2 años, intentando buscar protección de la rentabilidad y adaptándonos a un entorno menos negativo en cuanto a inflación y crecimiento. Por el lado empresarial observamos unos resultados trimestrales en la parte alta, y buenas perspectivas de las grandes empresas de consumo que han mantenido o incluso mejorado sus objetivos para el último trimestre del año, alejando así los temores de un frenazo económico global.

Continuamos con la rotación de la cartera a vencimientos más cortos desde la parte más larga de la curva, buscando obtener una menor sensibilidad a posibles repuntes de las curvas, y en búsqueda de una menor volatilidad para los próximos meses. Estamos monitorizando muy de cerca la duración de la cartera, intentando capturar las subidas del mercado y evitando con coberturas las posibles caídas de los precios ante una mejora del escenario.

Con respecto a la deuda subordinada, hemos incrementado nuestra posición ante el bueno comportamiento de las bolsas y los mejores resultados en un 80% de las empresas que han presentado, pero siempre buscando emisores solventes y emisiones con vencimientos cercanos que nos permitan capturar tipo de interés.

Podéis consultar el informe mensual del fondo haciendo click