Cada año hemos tenido en cartera empresas que han sido “opadas”, es decir, que han sido compradas, alguien ha pagado una prima importante por comprar toda esa empresa.

En los últimos años, en cada ejercicio hemos tenido como mínimo un par de estos casos en cartera.

Esto ocurre porque si inviertes en empresas que ofrece un producto o servicios que es importante, que soluciona un problema y que tiene una demanda importante, en muchos casos estas empresas tienen una evolución que acostumbra a ser muy buena y acaban siendo compradas.

En cartera hemos tenido muchos ejemplos, pero es fácil olvidarse con el tiempo de ellas. Aun así, es la constatación de que esas empresas no son sólo importantes para nosotros sino también para empresas más grandes.

 

En estos momentos, en nuestras carteras, tenemos un par de empresas que llevan con nosotros más de 20 años, es poco común ya que, aunque invertimos a largo plazo, no tenemos porque tener las empresas tanto tiempo.

Estos dos ejemplos en concreto, han tenido una evolución espectacular. 

Una de ellas es ROCHE, una empresa farmacéutica Suiza. En realidad se podría considerar la mayor empresa de biotecnología del mundo por ser la mas grande que trata temas de oncología. 

Esta empresa la tenemos en cartera desde hace mas de 20 años y de ella hemos aprendido muchas cosas. 

ROCHE fue pionera en producir y comercializar los primeros antiinflamatorios, en su momento fue líder mundial de fabricación de vitaminas y desde hace unos años hasta hoy se ha convertido en un referente en la fabricación de productos para la oncología (cáncer de colon, de pulmón, leucemias, etc.).
Cierto es que este último año su cotización ha caído, pero si lo miramos con una perspectiva mucho mas larga, de Largo Plazo, su comportamiento ha sido excelente. Nosotros hemos multiplicado la inversión por 15 o 20 veces, en muchos años. Lo que es  importante es el factor temporal, hay que tener paciencia. 

Otra empresa de éxito que hemos tenido en cartera desde hace  20 años es QUALCOMM. 

QUALCOMM es una empresa que tiene la sede en San Diego, en California, y es la empresa que patentó el protocolo CDMA (Wiki). Consiste en un sistema para etiquetar conversaciones cuando estas se transmiten a través del espectro electromagnético.  Este invento ha permitido comprimir, y simultanear esas conversaciones por una misma banda del espectro, en definitiva permite optimizar el rendimiento del espectro electromagnético.

Esto se subasta cada x años por los gobiernos para que las diferentes compañías de telecomunicaciones den servicios de comunicacion inalámbricas a sus clientes. 

En base a estas patentes, Qualcomm cobra un royalty de cerca de 3% de cada dispositivo conectado que se fabrica en el mundo. Es decir, es una empresa que ha tenido unas rentabilidades espectaculares. Para que nos hagamos una idea, en el año ’99, la capitalización de esta empresa se multiplicó por mas de 20 veces.  Aquel año, MERCHFONDO subió casi un 90% y en gran parte debido a Qualcomm.

Con mayor o menor peso, Qualcomm siempre a permanecido en las carteras de nuestros fondos y a día de hoy sigue siendo una inversión muy importante, de hecho, en el 2017, un competidor (BROADCOM Corp) lanzó una OPA para comprar a Qualcomm. Gran parte del buen resultado del año pasado de MERCHFONDO fue precisamente por esta situación.

 

Esto son dos ejemplos de empresas en las que hemos invertido históricamente, que siguen en nuestras carteras y nos han dado muy buenos resultados a lo largo del tiempo.