Este mes ha estado marcado por los mensajes de los principales bancos centrales, primero el Sr. Draghi (BCE) y posteriormente el Sr. Powell (FED), donde ambos órganos decidieron bajar los tipos de interés de referencia en 25 puntos básicos y abren la puerta a nuevos estímulos monetarios.

Por la parte europea, el BCE no defraudó, se bajó de nuevo el tipo de referencia y se detalló el programa de compras (QE) que empezará el 1 de noviembre de este año, a razón de 20 mil millones de euros mensuales en compras. Tras el anuncio, las curvas de la periferia europea fueron las mayores beneficiadas, estrechando los spreads frente a Alemania. El BCE no descarta mayores recortes de tipos y acciones interviniendo los mercados de capitales, encaminadas a luchar contra la recesión y la baja inflación en la eurozona.

Una semana más tarde fue el turno de la FED, el mercado descontaba bajada de 25 puntos básicos del tipo de referencia y así fue, pero no hubo unanimidad en las votaciones ya que varios miembros del FOMC se opusieron a bajarlos y otros que apostaban por una intervención más contundente (-50 pbs) para intentar frenar los efectos de la desaceleración global.

Nuestro fondo Merchbanc Reta Fija Flexible ha permanecido este mes casi plano, con un retorno en el mes del -0,07% y un acumulando del +6,07% en el año en curso. La rentabilidad mensual viene marcada por la volatilidad en la primera quincena de agosto, dónde el temor de una decepción por parte de los bancos centrales llevó a ampliar los tipos exigidos, e índices como el Global Aggregate han cerrado el mes con caídas superiores al 1%, o la caída de los Treasuries americanos del 1,33% en el mes de septiembre.

Durante este mes continuamos con nuestra exposición a curva italiana, tanto en el tramo a 10 años como a 30 años, además de ser muy activos con la exposición a Estados Unidos, dos de las principales palancas de rentabilidad este año y que no descartamos que sigan ofreciendo valor.

Con respecto a la exposición en deuda corporativa, estamos actualmente rotando la cartera de papeles con vencimientos más largos hacia vencimientos a medio plazo, buscando una menor sensibilidad de la cartera ante posibles tensionamientos de la curva.

Seguimos prudentes en cuanto a exposición a deuda subordinada, infraponderándola para evitar volatilidad y disminuir la correlación del fondo con las bolsas. Los datos manufactureros están decepcionando, y vemos el ciclo productivo en contracción, por lo que somos muy selectivos en la selección de crédito. En subordinación prima la capitalización de los bancos que componen la cartera, buscando bancos líderes y con posibilidad de amortización en el corto/medio plazo.

Para terminar queremos hacer referencia a las divisas, otra de las palancas que nos han ayudado a caer menos que el mercado este mes, sigue la fortaleza del dólar estadounidense y la libra británica parece frenar sus caídas tras los reveses del Sr. Johnson y sus planes de Brexit duro. Mantenemos exposición a divisas con tipo de interés positivo (carry) en una constante búsqueda de valor en un mundo euro sin tipos de interés.

(Haz click para ampliar la imagen)

 

Podéis consultar el informe mensual del fondo haciendo click