SITUACION DE MERCADO

En el mes de octubre se ha celebrado la importante reunión del Banco Central Europeo (BCE) donde se esperaba el anuncio de retirada de estímulos monetarios para el año 2018. Las principales decisiones que se tomaron en materia de política monetaria fueron:


- Reducción de las compras de bonos de 60.000 a 30.000 millones mensuales desde enero hasta septiembre de 2018, lo que llevaría el tamaño del balance del BCE a 4.7 billones de euros (41% del PIB de la eurozona).
- Extensión de las subastas ilimitadas de liquidez a los bancos hasta por lo menos 2019.
- Reinversión de los bonos que venzan, al menos hasta que se finalice el programa de compra de activos.
- Mantenimiento de los tipos de intervención en los niveles actuales durante un período prolongado de tiempo, bien pasado el final de las compras de bonos.


Por tanto, un claro sesgo acomodaticio en esta reunión clave de la autoridad monetaria, con la que se marca distancia respecto a los bancos centrales anglosajones inmersos ya en políticas monetarias más restrictivas.


Desde el punto de vista político, hemos asistido a correcciones limitadas en los activos españoles debido al conflicto catalán, con la prima de riesgo española repuntando en momentos puntuales de manera contenida y recuperando en los últimos días del mes hasta cerrar en niveles de mediados de agosto (110 puntos básicos). En Italia, la posible aprobación de una nueva ley electoral que facilitaría la formación de coaliciones (aspecto que dificultaría la victoria de Movimiento 5 Estrellas), ha ayudado a reducir la incertidumbre generada sobre el país transalpino por las elecciones que se llevarán a cabo en los primeros meses de 2018.


En cuanto a datos macroeconómicos, los indicadores adelantados de la eurozona han continuado en niveles de expansión económica, mientras que los indicadores de precios han descendido ligeramente respecto a los publicados en septiembre (IPC: +1.4% anual; IPC subyacente: +0.9% anual). El PIB del tercer trimestre de la zona euro ha repuntado un 0.6% trimestral y un 2.5% anual, ambos una décima por encima de las estimaciones de mercado.


En EE. UU., el dato de PIB del tercer trimestre ha sorprendido al alza (+3%), gracias a la fortaleza de la demanda interna. En el libro beige de la Reserva federal se constató la expansión moderada pero sólida que atraviesa la economía norteamericana, aunque se alertó sobre el mercado laboral que empieza a estar tensionado por las dificultades para encontrar mano de obra en determinados sectores (con las correspondientes tensiones salariares que esto puede conllevar).


Destaca la mejora de rating a Italia por parte de Standard & Poors hasta BBB con outlook estable, debido a las mejores perspectivas de su economía, a la disminución de riesgos del sector bancario y al continuismo del BCE en cuanto a su política monetaria.


Durante el mes de octubre hemos visto una caída de rentabilidades de los bonos de gobierno y corporativos en la eurozona, en especial tras la reunión del BCE con un mejor comportamiento de los bonos de países periféricos respecto los centrales. El bono alemán a 10 años ha cerrado el mes ofreciendo una rentabilidad del 0.36%, el 10 años español un 1.5% y el italiano un 1.8%.


Los bonos de gobierno norteamericanos por el contrario ofrecen rentabilidades superiores a las del mes pasado (10 años: 2.4%, +10 puntos básicos en el mes) debido a la posible aprobación de manera inminente de la reforma fiscal por parte del gobierno de Trump.


MERCHBANC RENTA FIJA FLEXIBLE
La cartera de Merchbanc Renta Fija Flexible ha subido un 0,60% en el mes octubre acumulando una rentabilidad en 2017 del 6,0%.


Durante este mes se ha invertido entre el 18% y el 30% de la cartera en liquidez (cuentas corrientes y bonos de gobierno a muy corto plazo), acabando octubre en la parte baja de este rango. Continuamos invirtiendo porcentajes elevados (22%) en referencias con cupones variables a los tipos de interés del interbancario, y por ello con muy poca sensibilidad a los movimientos de tipos de interés.


Además, se ha invertido alrededor de un 5% de la cartera en estrategias de valor relativo en curvas de gobierno donde se mantienen las siguientes inversiones a finales de octubre:


▪ Aplanamiento de los bonos de gobierno euro entre los plazos 10 y 30 años.


▪ Ampliación de la prima de riesgo entre Italia y Alemania a 10 años


Se invierte un 2% de la cartera en bonos de gobierno de Portugal a 30 años, en este caso sin cubrir el riesgo de tipos de interés.


La cartera de crédito con cupones fijos (52% del patrimonio) sigue teniendo un sesgo cíclico, con un peso importante en deuda subordinada bancaria y corporativa, que en determinados casos ofrecen diferenciales de crédito atractivos. También vemos valor en determinadas emisiones sin grado de inversión que pensamos ofrecen correctos binomios de rentabilidad-riesgo al no encontrarse bajo el programa de compras del BCE.


A cierre de mes, la duración modificada media es 1.7, la TIR de cartera el 1.5% y el rating medio de BBB.


Gracias por la confianza depositada en nosotros.