El inversor tradicional y conservador se encuentra actualmente en uno de los momentos más complejos de los últimos años. Ganar dinero con el depósito bancario es bastante complicado y en renta fija también. Por tanto, es necesario incorporar a las carteras otro tipo de productos para obtener rentabilidades atractivas, como, por ejemplo, los fondos de inversión.

Parece que las familias españolas son cada vez más conscientes de esta necesidad. Según datos de Inverco, desde principios de 2013 los fondos han recibido flujos netos de inversión en torno a los 117.692 millones de euros, lo que unido a los rendimientos obtenidos, ha supuesto un incremento del patrimonio en fondos en un total de 140.525 millones de euros.

La tendencia es positiva y tiene sus motivos de peso. La ventaja de este tipo de productos es que el universo de fondos de inversión es muy amplio. Hay productos para todo perfil de inversor. Por tanto, la decisión de optar por uno u otro dependerá de la aversión al riesgo de cada inversor. En este momento, aquellos inversores con un cierto sesgo conservador pueden encontrar oportunidades en fondos centrados en estrategias de renta fija flexible, donde los expertos pueden sacar todo el partido al actual entorno de tipos de interés.

Por otro lado, qué duda cabe que la diversificación es clave para cualquier inversor. Nada más sencillo que delegar en un profesional la gestión del patrimonio para acceder a carteras muy diversificadas. Eso sí, siempre es importante realizar un análisis previo de la filosofía de inversión del fondo en el que nos interesa invertir, así como de su cartera, para asegurarnos de que encaja en nuestro perfil de inversión.

A partir de ahí, el gestor deberá ser capaz de buscar las oportunidades y mover posiciones en función de esa filosofía. Por su parte, el inversor debe ser consciente de su horizonte de inversión y analizar el comportamiento de sus inversiones en función de ese plazo. En este sentido, las visiones cortoplacistas no siempre son las más apropiadas. Aunque todo depende de nuestros propios objetivos como inversores, siempre es más razonable aplicar un enfoque a largo plazo.

Jesús Ferrando Director de MERCHBANC Valencia

Publicado en La Tribuna de Levante - El Mercantil Valenciano - 28 de enero 2018-