Mutuactivos

¿Y si el BCE se sale del “guión”?


Escrito 10 Mar 16

Si bien todas las reuniones del Banco Central Europeo generan expectación en el mercado, la de hoy causa un interés especialmente elevado por las medidas de estímulo económico que pueda adoptar. Desde Mutuactivos hemos valorado positivamente la puesta en marcha de su plan de estímulos, que anunció a finales de 2014 y materializó en 2015. Por aquel entonces, la economía estaba estancada y existía un claro riesgo de deflación.

El panorama, no obstante, ha cambiado sustancialmente con la actual “crisis” de los países emergentes, lo que obliga a tomar nuevas medidas. El IPC, en concreto, uno de los temas a los que más atención presta el BCE, se situó en la eurozona en el -0,2% en febrero, muy lejos del objetivo del 2% del supervisor. Hoy, es necesario combatir esta tasa negativa de inflación.

Desde Mutuactivos creemos que muchas de las decisiones que pueda adoptar la institución ya están descontadas por el mercado. Pero, ¿qué puede anunciar en concreto Mario Draghi y cuál será su impacto? Una de las opciones más claras que barajamos es que anuncie un recorte del tipo de depósito que, previsiblemente, podría pasar del -0,30% actual al -0,40%. El consenso del mercado estima que el BCE se moverá en esta línea. Nuestra valoración, no obstante, es que podría ser una medida contraproducente para el sector financiero, cuyos márgenes de negocio se verían todavía más ajustados. Bajar el tipo de depósito afectará negativamente a la rentabilidad de la banca, ya de por sí muy castigada.

Otra de las medidas con las que el BCE podrá intentar combatir el bajo nivel de inflación actual es ampliar su programa de compra de deuda pública desde los 60.000 millones de euros mensuales, en los que se sitúa ahora, hasta los 70.000 millones. Creemos, en cualquier caso, que no será una medida con mucho impacto desde el punto de vista del mercado, ya que los tipos están muy bajos.

En la actualidad, la política del BCE es seguir una estrategia de compra de deuda basada en la proporcionalidad por países. Es decir, que tiene que adquirir el mismo porcentaje de activos de Alemania, muy poco atractivos en la actualidad, que de otros países como pueden ser España, Portugal o Italia. Estimamos que desvincularse de esta política de proporcionalidad tendría sentido para promover un impulso en el mercado. Para apoyar una política monetaria expansiva lo más adecuado sería que la entidad optara por sobreponderar las compras de deuda de países periféricos. No obstante, por el principio de igualdad y la lectura que podrían hacer algunos economistas ortodoxos (que podrían pensar que está utilizando el mecanismo de compra de deuda para financiar a unos países frente a otros), nos invita a pensar que el BCE no se saldrá del guión tampoco en este caso.

Lo que, sin duda, estimularía al mercado es que el BCE comenzara a diversificar con la compra de activos de renta fija privada, como bonos de compañías, o incluso, de acciones (ya fuera a través de ETF´S o de índices). Pero tenemos muchas dudas de que se vayan a emprender estas acciones.

Por Eduardo Roque, director de inversiones de Mutuactivos

 

Comentarios (3)

10 Mar 16

He leído en informes de otros fondos, de importante recorrido
también, criticar abiertamente la política actual de los bancos
centrales que no mejora la economía real de las empresas y sólo
contribuye a agravar algunos de los problemas existentes.


10 Mar 16

La verdad es que poca polvora queda ya. Es mas probable que
decepcione que no que sorprenda por "arriba".


10 Mar 16

La sorpresa que ha dado no me gusta, no saben que hacer para crear
inflación. Son los gobiernos los que tiene que cambiar de política económica.