MyInvestor
MyInvestor
Las personas confían más en la inteligencia artificial para gestionar su dinero

Las personas confían más en la inteligencia artificial para gestionar su dinero

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Las nuevas tecnologías hacen nuestra vida mejor. Tanto es así, que las personas ya confían más en la Inteligencia Artificial (IA) que en sí mismas a la hora de gestionar sus finanzas, según un nuevo estudio de Oracle y la periodista experta en finanzas personales Farnoosh Torabi.

El informe, realizado a partir de las respuestas de más de 9.000 consumidores y directivos de diferentes países, revela que la pandemia del covid-19 ha cambiado en quién y en qué confiamos para gestionar nuestras finanzas. A la hora de encontrar ayuda para moverse mejor en la complejidad financiera reinante, los consumidores y los directivos están confiando cada vez más en la tecnología, incluso más que en otras personas.

De este modo, el 67% de los consumidores y directivos confía más en la inteligencia artificial que en un ser humano para gestionar sus finanzas.

La opinión de los consumidores

Según este estudio, el 53% de los consumidores confía más en la tecnología que en sí mismos para administrar sus finanzas, y el 63% confía más en la IA que en cualquier asesor financiero personal.

Además, el 42% cree que la IA reemplazará a los asesores financieros personales en los próximos cinco años.

¿Qué aportan las nuevas tecnologías? Los consumidores quieren que les ayuden a gestionar sus finanzas, liberando su tiempo (33%), reduciendo gastos innecesarios (31%) y asegurando los pagos dentro de plazo (31%).

El papel de los roboadvisor

La creciente confianza de los consumidores en la inteligencia artificial explica el auge que están viviendo los roboadvisors. Estas empresas se dedican a prestar un servicio de asesoramiento y/o gestión online de carteras, de forma automatizada y adaptada al perfil de cada cliente.

Por tanto, se enmarcan dentro del ámbito de las fintech, que es como se conoce a las empresas de reciente creación (start up) que utilizan las nuevas tecnologías para mejorar los servicios financieros.

En cuanto a su funcionamiento, los roboadvisor, utilizan algoritmos matemáticos, que a su vez han sido desarrollados por un comité de inversión.

Con ellos crean distintas carteras, integradas generalmente por fondos indexados o ETF (fondos cotizados). Cada una está adaptada a un nivel de riesgo diferente. El cliente realiza un test de idoneidad online para saber cuál es la cartera que mejor se ajusta a su perfil. Estas carteras se gestionan de forma automatizada.

Existen dos tipos de roboadvisor. Los híbridos incorporan la intervención de personas, que actualizan las carteras en función de su visión de mercado. En cambio, los roboadvisors puros no incorporan factor humano.

Ventajas de los roboadvisors

Una de las grandes ventajas de los roboadvisors es que aportan un servicio profesional con costes muy bajos. Y es que la automatización del proceso permite abaratar costes. De este modo, la inversión suele ser baja y las comisiones, también.

Además, constituyen una herramienta ideal para los inversores menos experimentados, ya que se encargan tanto de la distribución de activos como de la gestión de la cartera (incluido el rebalanceo). Y lo hacen con una estrategia transparente y diversificada.

Por otra parte, permiten realizar aportaciones periódicas de forma automatizada. Así se diluye el ‘efecto timing’ y se afianza el compromiso del inversor con su meta financiera.

Finalmente, los roboadvisor están regulados por la CNMV. Además, el inversor puede recuperar el capital cuando quiera, ya que las carteras invierten en instrumentos perfectamente líquidos.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User