Las siguientes temáticas de actualidad han continuado lastrando a los mercados europeos: los aranceles y la creciente posibilidad de que se produzca una guerra comercial, el cambio de tendencia de la inflación y las preocupaciones sobre la estabilidad presupuestaria de Italia. 

La posibilidad de que la guerra comercial se intensifique

La inestabilidad de las relaciones entre EE. UU. y sus socios comerciales de todo el mundo ha dominado los titulares y ha afectado a los mercados. Los aranceles se traducirán en unos precios de producción más elevados y además ejercerán una presión alcista sobre la inflación. 

Una tendencia que empieza a cobrar forma en este convulso contexto es el regreso de la inflación. Los precios de las materias primas muestran una tendencia alcista desde hace ya algún tiempo, las empresas han empezado a registrar unos precios de producción más elevados y las valoraciones de los activos financieros han empezado a descontar las previsiones de aumento de la inflación. No obstante, sigue siendo una incógnita hasta qué punto llegará la tasa de inflación. Sin embargo, resulta evidente que la mayoría de las empresas debe ahora hacer frente a un aumento de los salarios y del coste de las materias primas. Asimismo, la posibilidad de que se implanten más aranceles como consecuencia de una guerra comercial impulsaría aún más sus precios de producción. 

La importancia del poder de fijación de precios

Cuando la tendencia de la inflación se revierta, el poder de fijación de precios será un factor fundamental para que las empresas puedan generar una rentabilidad sostenible y unos beneficios sólidos. La agresividad de las políticas monetarias había reducido la importancia del poder de fijación de precios, dado que la expansión de los múltiplos ha tenido más peso que los beneficios en la evolución de los precios de las acciones. Resulta poco probable que los múltiplos continúen expandiéndose en un contexto de ligeras subidas en los tipos de interés, por lo que creemos firmemente que el poder de fijación de precios (y el de generación de beneficios) constituirá el principal catalizador de los precios de las acciones de cara al futuro, máxime si tiene que contrarrestar una cierta contracción de los múltiplos de valoración. 

Un entorno ligeramente inflacionista también resulta positivo para las empresas que cuentan con poder de fijación de precios, dado que los precios tienen un efecto positivo sobre los ingresos y permiten mantener o incluso expandir sus márgenes. Este efecto se verá con claridad en varios sectores y cadenas de valor, donde distinguiremos entre las empresas con capacidad para repercutir la inflación de los costes, y defender así sus márgenes de beneficios, y las empresas que sufrirán presión sobre sus beneficios. 

El Gobierno italiano presenta sus presupuestos

La renta variable y la renta fija italiana experimentaron una gran caída el 28 de septiembre, después de que el Gobierno populista del país transalpino anunciase sus presupuestos y sus objetivos presupuestarios para 2019. Los inversores están preocupados por la estabilidad presupuestaria del país y por su elevado nivel de endeudamiento como porcentaje del PIB. La deuda italiana es la segunda más alta de la zona euro, después de Grecia. 

La coalición, entre el Movimiento 5 Estrellas y La Liga, que gobierna el país se ha comprometido a incrementar el gasto social y a rebajar impuestos. Con estas promesas, el Gobierno italiano amplía el déficit presupuestario del país, acercándolo al límite del 3% del PIB fijado por la UE. El objetivo de déficit para 2019 es del 2,4% del PIB (el triple de lo que el gobierno anterior había planeado), lo que sugiere que los nuevos líderes italianos intentan mantener las promesas electorales con las que llegaron al poder. El anuncio de los presupuestos impulsó el rendimiento de la deuda pública italiana a diez años desde el 2,8% hasta el 3,3% (a 2 de octubre de 2018), mientras que el diferencial con el Bund alemán — que mide la percepción del mercado por la deuda italiana — se disparó desde su nivel mínimo en el 2,3% a finales de septiembre hasta un 2,9% (a 2 de octubre de 2018). Junto con los bonos, las entidades financieras y los bancos italianos han sido los que más han acusado el golpe. Los presupuestos de Italia para 2019 fueron remitidos para su aprobación a la Comisión Europea, que los rechazó el martes 23 de octubre. Italia dispone ahora de tres semanas para presentar unos presupuestos revisados sobre los que la Comisión deberá pronunciarse también en un plazo de tres semanas, por lo que el conflicto presupuestario podría prolongarse hasta principios de diciembre.

En la actualidad, Italia se considera más bien un caso idiosincrásico. Sin embargo, dado que este anuncio sitúa al país transalpino —uno de los mayores prestatarios gubernamentales de la zona del euro— camino de colisionar con la Unión Europea, no podemos subestimar la repercusión que podría tener. 

Tom Stubbe Olsen, fundador de Mensarius AG y gestor de la estrategia European Value de Nordea Asset Management 

Nordea Asset Management es el nombre funcional del negocio de gestión de activos que llevan a cabo las entidades jurídicas, Nordea Investment Funds S.A. y Nordea Investment Management AB ("Entidades Legales") y sus sucursales, filiales y oficina de representación. El presente documento está destinado a proporcionar información sobre las capacidades específicas de Nordea. El presente documento (cualquier opinión u opiniones expresadas) no representa asesoramiento de inversión, y no constituye una recomendación para invertir en cualquier producto financiero, estructura o instrumento de inversión ni para formalizar o liquidar cualquier transacción ni participar en alguna estrategia de negociación en particular. Este documento no es una oferta de compra o venta, ni una solicitud de una oferta para comprar o vender ningún valor o instrumento o participar en cualquier estrategia comercial. Dicha oferta solo podrá efectuarse mediante un memorándum de oferta o cualquier otro acuerdo contractual similar. Por consiguiente, la información contenida en el presente documento será sustituida en su integridad por dicho memorándum de oferta o acuerdo contractual en su forma definitiva. Así pues, toda decisión de inversión deberá fundamentarse en exclusiva en los documentos jurídicos definitivos, entre otros, y si procediese, el memorándum de oferta, el acuerdo contractual, cualesquiera folletos pertinentes y el último Documento de Datos Fundamentales para el inversor (cuando sea aplicable) relativo a la inversión. La adecuación de una inversión o estrategia dependerá de la situación y los objetivos completos de un inversor. Nordea Investment Management recomienda a los inversores que evalúen de manera independiente las inversiones y estrategias particulares, animándoles también a la búsqueda de asesoramiento de asesores financieros independientes cuando el inversor lo considere relevante. Cualquier producto, valores, instrumentos o estrategias discutidos en este documento pueden no ser adecuados para todos los inversores. Este documento contiene información procedente de diversas fuentes. Si bien la información incluida en el presente documento se considera correcta, no se puede realizar manifestación ni ofrecer garantía alguna sobre la exactitud o integridad de dicha información, y los inversores deberán recurrir a otras fuentes para tomar una decisión de inversión bien fundada. Los futuros inversores y contrapartes deberán analizar con sus asesores profesionales fiscales, jurídicos, contables o de cualquier otro tipo los posibles efectos de cualquier inversión que pudiesen realizar, por ejemplo, los posibles riesgos y beneficios de dicha inversión. Asimismo, los futuros inversores o contrapartes deberán entender plenamente la potencial inversión, así como cerciorarse de que han realizado una evaluación independiente sobre la conveniencia de dicha inversión potencial basada únicamente en sus propios propósitos y metas. Las operaciones relacionadas con instrumentos derivados y divisas pueden estar sujetas a importantes fluctuaciones que podrían repercutir en el valor de la inversión. Las inversiones en mercados emergentes conllevan mayor riesgo. El valor de la inversión puede fluctuar significativamente y no está garantizada. Las inversiones en instrumentos de capital y de deuda emitidos por bancos corren el riesgo de estar sujetas al mecanismo de bail-in, como previsto por la Directiva Europea 2014/59/UE (lo que significa que los instrumentos de capital y de deuda podrían ser amortizados, asegurando pérdidas apropiadas por los acreedores no-garantizados de la entidad).  Asset Management ha decidido asumir los costes de análisis externo, lo que implica que dichos costes pasarán a estar cubiertos por las comisiones ya existentes (Comisiones de Gestión y/o Administración). Documento publicado y creado por las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management. Las Entidades Legales están debidamente licenciadas y supervisadas por la Autoridad de Supervisión Financiera en Suecia, Finlandia y Luxemburgo respectivamente. Las sucursales, filiales y oficina de representaciónde las Entidades Legales están debidamente licenciadas y reguladas por la autoridad de supervisión financiera local de su respectivo país de domiciliación. Fuente (salvo indicación diversa): Nordea Investment Funds, S.A. A menos que se indique lo contrario, todas las opiniones expresadas son aquellas de las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management y cualquiera de las sucursales, filiales y empresas afiliadas de las Entidades Legales. Este documento no podrá copiarse ni distribuirse sin consentimiento previo. Las referencias a compañías u otras inversiones mencionadas en este documento no deberían interpretarse como recomendación de compra o venta dirigida al inversor, si bien se incluye con fines ilustrativos. El nivel de beneficios y cargas fiscales depende de las circunstancias de cada individuo y puede cambiar en el futuro.