Por primera vez desde que lanzamos Panda Agriculture & Water Fund en mayo de 2013, hemos sufrido un año natural con rentabilidad negativa. Para ello han tenido que convergir varios acontecimientos negativos al unísono, fenómeno poco habitual. En primer lugar, que los mercados bursátiles a nivel global han tenido un ejercicio claramente negativo, en especial en el segmento de pequeñas y medianas empresas (”small y mid caps”). En segundo lugar, los precios de venta o cotizaciones de las commodities agrícolas han vuelto a caer. Tras cotizar a sus precios máximos en enero de 2011, la tendencia bajista ya acumula nada menos que ocho años continuados, probablemente la mayor de la historia en duración. Ajustados a la inflación, el índice de precios agrícolas calculado por la FAO se sitúa en los mismos niveles que cotizaban a principios de los años 90.

Si quieres leer la carta completa, descarga aquí el PDF