Panda Agriculture & Water Fund
Panda Agriculture & Water Fund
Invertir en activos reales - Carta trimestral de diciembre 2020

Invertir en activos reales - Carta trimestral de diciembre 2020

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar
Compartir

Panda Agriculture & Water Fund, FI ha cerrado el trimestre con un valor liquidativo de 11,3393 euros/participación, lo que supone una rentabilidad trimestral del +10,65%, y una acumulada en el año del -2,12%. Desde inicio, el fondo acumula una rentabilidad del +26,07% con una volatilidad diaria anualizada del +16,78%.

Sentimiento inversor y mercados financieros con el coronavirus

Una década en tan solo doce meses. El mayor parón económico y la mayor explosión monetaria en un siglo, y posiblemente de la historia de la humanidad, todo en un solo año. Una pandemia global y sincronizada que transcurrió de este a oeste y que paró el mundo por completo.

Tras el crash bursátil de marzo por el coronavirus, la recuperación en las cotizaciones de nuestras empresas ha sido progresiva acelerándose a partir de verano. Tras un mes como agosto con la mayor rentabilidad de la historia de Panda Agriculture & Water Fund, y un excelente último trimestre, la rentabilidad acumulada en el segundo semestre ha sido del +23,10%. Es obvio que estas revalorizaciones nacen de las fuertes caídas previas, pero hay dos elementos claves adicionales. 

En primer lugar, el cambio en el ciclo agrícola global. Tras más de diez años de tendencia bajista con caídas en las cotizaciones de las materias primas agrícolas, los márgenes de las empresas del sector se habían visto muy deteriorados. Desde verano observamos un cambio de tendencia radical con fuertes alzas en los precios. Entre los factores explicativos tenemos la interrupción de muchas cadenas de suministro por restricciones legales, sanitarias o por roturas de stocks. En un sector con productos perecederos y una cadena logística tan interconectada, un problema en el transporte por camión, barcaza o buque transoceánico o en los puertos, puede impedir que los alimentos lleguen al consumidor final o lo hagan con retraso y a un mayor precio. Este fenómeno lo vemos también en el aumento del precio de otras materias primas, de la energía o de los fletes de los barcos, cuyo precio ha multiplicado por cinco recientemente. Además, China continúa incrementando sus importaciones agrícolas lo que añade presión al nivel de precios.

Las importaciones chinas de maíz y trigo en 2020 han sido unas tres veces superiores a los años anteriores.

En segundo lugar, y como ya explicábamos en nuestra carta de septiembre, alrededor de la mitad de las empresas en Panda Agriculture & Water Fund cotizaban por debajo de su valor contable, aspecto muy poco habitual en los mercados bursátiles. De hecho solo entre las pequeñas y medianas empresas japonesas encontramos algo similar. Estos dos motivos ayudan a entender el reciente interés inversor y las alzas en las cotizaciones. 

Invertir en activos reales

El 40% de todos los dólares en circulación a final del año han sido emitidos durante los últimos doce meses. Desde marzo, cada hora en el mundo, los bancos centrales compran $1.300 millones en bonos, con dinero creado electrónicamente. Esta explosión de nuevos dólares en circulación está contribuyendo a su lenta pero continuada depreciación. En nuestra carta trimestral de junio, ya comentamos que podía iniciarse un cambio en la fortaleza del billete verde vista en los últimos doce años. Los países emergentes y el sector agrícola han sufrido en parte la revalorización del dólar por lo que un cambio en el ciclo del dólar les beneficiaría.
Mantener activos agrícolas en tu cartera es una protección ante la pérdida de confianza progresiva en las monedas y activos más financieros como los bonos. En este movimiento podríamos incluir al bitcoin o el Oro que en 2020 se han revalorizado con fuerza.

Cuando lanzamos nuestro fondo en 2013, lo denominamos Panda por ser el símbolo de China. Los países del continente asiático, pero especialmente China, son los grandes importadores agrícolas y alimentarios del mundo. Para ellos la agricultura es un sector clave y estratégico. En este entorno, el partido comunista chino acaba de publicar sus ocho prioridades para 2021, entre las que se encuentra “las semillas agrícolas y las tierras cultivables”. También van a priorizar el desarrollo de la “Inteligencia Artificial”, de la industria de los microchips, de la tecnología cuántica y cuatro más. Como citaban en uno de los principales periódicos chinos “las semillas son los microchips de la agricultura china”.

Podéis consultar la carta completa haciendo click aquí

0 ComentariosSé el primero en comentar
User