Los mercados financieros han sido, desde sus inicios, cuna de grandes historias, jugadas imposibles y de beneficios (y también pérdidas) multimillonarias. Una de estas grandes historias ha sido recientemente inmortalizada en la película 'The Big Short' o 'La gran apuesta' ¿Es posible explicar qué es un CDO hipotecario o un Credit Default Swap (CDS) en una película y que esta sea divertida, entretenida y sobre todo muy instructiva? Sí. Adam McKay, el director de la película lo ha conseguido. El filme es una obra maestra sobre las finanzas, los bancos de inversión en Wall Street, la locura creada a principios de los años 2000 en el mercado hipotecario norteamericano.

Todo empieza en 2005, cuando Michael Burry (Christian Bale en la película), un excéntrico gestor del 'hedge fund' Scion Capital LLC, descubre que el mercado hipotecario norteamericano es un castillo de naipes a punto de derrumbarse. Michael era un neurólogo de un hospital de Stanford (California), apasionado por las finanzas, que decide dejar su empleo como médico para montar su propio 'hedge fund' en 2000. Tras unas excelentes ganancias en el mercado bajista post 2000, en 2004 alcanza los 600 millones bajo gestión y puede devolver préstamos con los que inició su negocio.

Michael Burry es el auténtico genio de la historia. Acertó tanto en sus predicciones que Michael Lewis explica que se puso a la baja en CDS hipotecarios de solo los siete grandes bancos (Goldman Sachs, Morgan Stanley, Deutsche Bank, Bank of America, UBS, Merrill Lynch y Citigroup), en las que creía que las crisis en ciernes no provocarían una quiebra y, por tanto, riesgo de impago en sus posiciones. Como eran contratos privados (OTC) entre ambas partes, si acertabas y se hundía el mercado hipotecario, podías no cobrar si el propio banco impagaba. Burry no quiso contratar sus posiciones ni con Bear Stearns ni con Lehman Brothers, al estar más expuestos al mercado hipotecario, con lo que volvió a demostrar su acierto. Ambos bancos quebraron, aunque Bear Stearns fue salvado por JP Morgan y, en cambio, Lehman Brothers no.

Al final de la película se detalla a que se dedican actualmente los protagonistas, en el caso de Michael Burry se concreta en que está invirtiendo: “Agua”. Está afirmación justo al final del film parece hecha para que quede rodeada de misterio ya que invertir en agua no parece algo posible. El propio Michael Burry resolvió la incógnita en una reciente entrevista el pasado mes de diciembre:

"Fundamentalmente, me puse a buscar cómo invertir en agua hace unos 15 años. Lo que tengo claro es que, para mí, la comida es la manera de invertir en agua. Es decir, el cultivo de alimentos en las zonas ricas en agua y su transporte para la venta en las zonas pobres en agua. Este es el método de redistribución de agua menos polémico y que, en última instancia, puede ser rentable, además de asegurar que esta redistribución sea sostenible”.

La gran apuesta de Burry en la actualidad se basa en gran parte en la inversión en agricultura que para él es la manera indirecta de invertir en el preciado elemento. La coincidencia con la estrategia de Panda Agriculture & Water Fund nos pareció asombrosa. Como sabréis el fondo Panda es el primer fondo de agricultura en España y el primer europeo que incorpora el agua como elemento esencial.

La inversión de agua en Panda se basa en una estrategia multisectorial: análisis de agua, irrigación, control de fluidos y compañías de plantaciones que incorporan derechos de agua y donde esta es el principal elemento de la producción, como es el caso de los cítricos.

En el análisis de agua mantenemos una posición en la líder del sector Waters Corporation y también en la japonesa Kurita Water Industries Ltd. Durante más de cincuenta años, Waters Corp. ha desarrollado soluciones innovadoras en el análisis del agua con productos relacionados con la asistencia sanitaria, la gestión del medio ambiente, la seguridad alimentaria y en general sobre la calidad del agua. Kurita Water se dedica a la provisión de productos relacionados con el tratamiento de agua, la tecnología y los servicios de mantenimiento. La Compañía tiene dos segmentos de negocio. El segmento de tratamiento químico del agua donde vende distintos productos químicos y ofrece servicios de mantenimiento y análisis relacionados. Y el segmento de tratamiento de agua centrado en la venta de sistemas de filtraje para conseguir agua de alta pureza y equipos de tratamiento de agua potable y desalinización.

En el sector de irrigación son dos las compañías que Panda tiene en cartera, Valmont Industries y Lindsay Corporation. La primera, Valmont, opera en varios segmentos de negocio: productos de ingeniería de infraestructura, estructuras para servicios públicos (canonización de agua), e Irrigación para agricultura. Por su parte, Lindsay Corp. es un proveedor de una amplia gama de productos para la gestión del agua y servicios de infraestructura vial. La compañía opera en dos segmentos: el segmento de riego y el segmento de infraestructura. En el segmento de riego, la compañía es mundialmente conocida por la marca de pivotes de irrigación y aspersores Zimmatic.

En el sector de control de fluidos (flow control) el fondo tiene varias posiciones en cartera, Ebara corporation, Northwest Pipe, KSB AG, Sun Hidraulics, Flowserve y Pentair PLC. Todas ellas son compañías de carácter industrial centradas básicamente en la fabricación y venta de bombas, compresores, turbinas y otros tipos de bienes de equipo dedicados exclusivamente al control de flujos. Algunas, como Northwest Pipe destacan por fabricar sistemas de tuberías de acero de alta presión con un gran diámetro relacionados con los infraestructuras y sistemas de agua potable. Otras empresas, como la alemana KSB AG o Pentair PLC está más especializada en válvulas de contºrol de fluidos de alto nivel técnico.

Finalmente, en el sector de compañías de plantaciones con derechos de agua tenemos a, la otras veces comentada compañía australiana, Webster Ltd y la americana Limoneira Company . Como ya sabréis por otros artículos Webster es un potente conglomerado, originario de la isla de Tasmania. El año pasado el conglomerado adquirió la empresa Tandou Ltd , dedicada a la gestión de recursos acuíferos y de la que éramos accionistas. Precisamente Tandou era la compañía con derechos de agua sobre 84.000 megalitros en la cuenca sur del Murray-Darling y fue su valor estratégico lo que llevo a Webster Ltd a adquirirla. Por su parte Limoneira Co es una empresa de plantaciones de cítricos con derechos de agua. La compañía refleja en su página web que el valor del agua ha aumentado a tasas superiores a 6,5% anual desde mediados de la década de 1960. Esto se ha traducido en mayores costes para muchas empresas, por lo que Limoneira decidió cubrir ese riesgo con adquiriendo derechos de agua.

Estas compañías forman parte de la estrategia de Panda Agriculture & Water Fund, FI para invertir en toda la cadena de valor del sector agrícola donde el agua constituye una parte esencial. Para nosotros fue una agradable sorpresa descubrir que compartíamos visión con Michael J. Burry el enigmático genio que predijo y aposto en contra de la crisis hipotecaria estadounidense.