Radio Intereconomía

jablitas Subdirector de Radio Intereconomía

Atrapado en el tiempo


Escrito 14 Nov 12

“Resulta dramática la realidad en la que se encuentran inmersas muchas familias que, como consecuencia de su situación de desempleo o de ausencia de actividad económica, prolongada en el tiempo, han dejado de poder atender el cumplimiento de sus obligaciones derivadas de los préstamos o créditos hipotecarios concertados para la adquisición de su vivienda. (…) El Gobierno considera, por ello, que no puede demorarse más tiempo la adopción de medidas que permitan aportar soluciones a esta situación socioeconómica”.
  Si les digo que son declaraciones de los últimos días de alguno de los portavoces del Ejecutivo nadie se extrañaría. Si les cuento en cambio que no las encontrarán en ningún periódico, emisión de radio o televisión de octubre o noviembre, sino que forman parte del Real Decreto Ley de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos que el Gobierno aprobó el pasado 9 de marzo la cosa cambia. Ocho meses después volvemos a la casilla de salida. Con el mismo sonido de fondo -la gravedad de un drama social que no se puede permitir- se retoman las negociaciones para modificar una legislación cuyo origen nos devuelve nada más y nada menos que a comienzos del siglo pasado, 1909 y, hurgando un poco más en la historia, a 1861. En su exposición de principios se afirmaba “la condición esencial de todo sistema hipotecario, cualesquiera que sean las bases en que descanse, es la fijeza, es la seguridad de la propiedad...”
  Así que para garantizar la seguridad no de la propiedad sino del inquilino se va a legislar en caliente, justo lo que en multitud de casos nuestros políticos se han encargado de descartar. Y a partir de ahí surgen las preguntas. ¿Son conscientes de los efectos que pueden tener sus decisiones? ¿Tienen las entidades financieras que ejercer de “estado de bienestar” para los que se enfrentan al riesgo de exclusión? ¿Se logrará una solución solvente? Se admiten respuestas.

Comentarios (0)