Radio Intereconomía

LuisVMunoz CEO de Capital Radio

Una terapia interminable.


Escrito 13 Nov 12


Se lo escuché decir a Pierre Moscovici, el ministro de finanzas francés: “Lo que necesita la economía francesa es una terapia profunda, una terapia interminable”. Y luego José Luis Cava remataba: “El problema de verdad es Francia. España e Italia han sido la distracción”.
De sobra sabemos que la relación Francia-España-Italia es simbiótica. España en particular, vende el 64% de todo lo que exporta a la Unión Europea. Así que, cualquier debilidad de los países motores, Alemania y Francia en particular, pone en riesgo severo a la economía española (por si tuviera pocos problemas propios).
Pero no todos los simbiontes somos iguales. Nos dividimos en tres clases: parásitos, comensales y  mutualistas. La diferencia estriba en el beneficio que obtenemos de esa relación con el prójimo diferente. En esto, la economía conecta perfectamente con la biología, y de ello se pueden extraer relaciones que nos permiten comprender mejor qué nos está pasando.
Algunas relaciones  se sostienen porque los participantes necesitan completamente del otro para mantenerse con vida. Otras, sólo para lograr cumplir determinadas necesidades. Y está el caso de que se obtiene un beneficio de la relación, aunque se puede sobrevivir tranquilamente sin ella. ¿Cuál es la respuesta correcta para el futuro de la Unión Europea? ¿Y para el planteamiento independentista en Catalunya?
 Biológicamente, y económicamente también, el equilibrio delicado es la respuesta. Cuando uno de los simbiontes intenta sobrepasarse con el vecino, genera un conflicto que acaba perjudicando a ambos de forma desigual. Los alemanes sienten que esto ha pasado con los países periféricos del sur. Algunos nacionalistas catalanes piensan parecido del resto de España. Efectivamente, alguien parece necesitar de una terapia interminable.

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!