Cuando vamos a una entidad financiera a contratar un producto de ahorro o inversión, como un depósito bancario o a solicitar financiación (por ejemplo, un préstamo), hay un concepto financiero al que debemos prestar especial atención: la Tasa Anual Equivalente (TAE).

Seguro has oído hablar de la TAE en alguna ocasión. Es un indicador que aparece en los folletos publicitarios de todos los bancos, en los carteles de sus escaparates, anunciado en televisión… ¿Pero qué es exactamente y para qué sirve? A continuación despejaremos todas las dudas.

¿Qué es y para qué sirve la TAE de un préstamo?

La Tasa Anual Equivalente de un préstamo o de una hipoteca es su coste real. Este indicador no solo recoge el tipo de interés del préstamo (conocido como Tipo de Interés Nominal, o TIN), sino también el resto de gastos que están relacionados con el préstamo (como los seguros asociados o sus comisiones).

En ocasiones, un préstamo puede tener un TIN muy atractivo (tal vez incluso del 0%). Sin embargo, si ese préstamo obliga a la contratación de un seguro de vida o de protección de pagos o implica el pago de una comisión de apertura y de otra de cancelación, quizás su atractivo desaparezca.

Por tanto, si queremos comparar varios préstamos entre sí para averiguar cuál es el más barato, no basta con consultar el TIN, ya que esta información puede ser engañosa y conducirnos a errores. Lo que debemos hacer es averiguar el coste real del mismo, es decir, su TAE.

El Banco de España obliga a todas las entidades financieras que operan en nuestro país a mostrar tanto el TIN como el TAE de sus préstamos. El problema es que la mayoría de las veces las entidades publicitan mucho el TIN y la información del TAE la dejan un poco escondida (o con la letra muy pequeña) para que no sea fácil de encontrar.

TIN vs TAE, ¿cuánto cuesta realmente un préstamo?

Imagina que quieres contratar un préstamo de 20.000 euros a devolver en 8 años con un tipo de interés nominal (TIN) del 5,99%. Si los gastos de formalización del préstamo son de 60 euros y la comisión de apertura es del 2%, entonces la TAE real sería del 6,81%.

TIN vs TAE

¿Es lo mismo TIN y TAE? No. Como vemos, en este caso la TAE es superior al TIN y el préstamo no es tan barato como parecía en un primer momento

En el caso de una hipoteca con un plazo de devolución de 20 o 30 años, la diferencia entre TIN y TAE será aún mayor. Puedes comprobarlo por ti mismo haciendo simulaciones con la calculadora financiera online que ofrece el Banco de España en su web.

¿Qué es y para qué sirve la TAE de una inversión?

En el caso de las inversiones, la TAE es un concepto amplio y fiable que nos permite comparar la rentabilidad entre diferentes productos financieros. Si se trata de un depósito, por ejemplo, este indicador nos servirá para conocer lo que ganaremos con él en un año.

La TAE no solo tiene en cuenta el tipo de interés que se aplica (TIN), sino también el resto de factores que influyen sobre la rentabilidad final, como la cantidad de dinero que se va a invertir, el plazo de vencimiento de la inversión o la frecuencia con la que se abonarán los intereses (mensual, trimestral, anual…). Veámoslo con un ejemplo.

TIN vs TAE, ¿qué inversión me conviene más?

Imagina que quieres invertir 10.000 euros en un depósito bancario con un TIN del 4%, sin gastos ni comisiones de ningún tipo. Tienes dos opciones: el depósito A (con liquidación anual de intereses) y el depósito B (con liquidación semestral).

Aunque en principio ambos ofrecen la misma rentabilidad (4%), al aplicar la fórmula de la TAE, los resultados son distintos:

TIN vs TAE 2

En nuestro ejemplo, el depósito B (con liquidación semestral de intereses) tiene una TAE mayor y, por tanto, es más interesante porque nos permitirá ganar más dinero.

Como vemos, conocer la TAE de una inversión es muy importante para comparar ofertas y valorar si estamos o no ante una buena oportunidad. Puede ocurrir (de hecho, es bastante habitual) que un banco nos ofrezca un depósito con un interés (TIN) interesante, pero al observar la TAE comprobamos que no lo es tanto.

Piensa que, con el objetivo de captar tu atención, la mayoría de bancos te mostrarán siempre el TIN de sus productos, pero no serán tan claros con su TAE. No obstante, al igual que ocurre en el caso de los préstamos, el Banco de España también obliga a las entidades financieras a dar a conocer la TAE en todos sus productos financieros destinados al ahorro y a la inversión.

Encuentra y contrata los depósitos más rentables: