Renta 4 Valor Europa FI ha corregido tan solo un -0,7% en el mes de noviembre frente a la corrección del -0,1% del Euro Stoxx 50. La rentabilidad de Renta 4 Valor Europa FI en lo que llevamos de 2016 se mantiene en terreno positivo, +1,2%, frente a un Euro Stoxx 50 que se deja un -6,6%. La diferencia de rentabilidad del fondo frente a su índice de referencia es de casi un 8% a favor de Renta 4 Valor Europa FI, lo que nos mantiene en los primeros puestos de los ranking (fuente: Expansión, Morningstar y Citywire) de renta variable zona euro.

A 3 años la rentabilidad de Renta 4 Valor Europa FI es del +15,3% (+4,9% anualizado), frente al -1,1% del Euro Stoxx 50 (-0,4% anualizado) y +7,25% del Euro Stoxx 50 Net Return (+2,4% anualizado). La rentabilidad a 3 años del fondo Renta 4 Valor Europa FI supone batir a su benchmark en un 16,5% y 8,1% respectivamente.

En noviembre se han cobrado dividendos de Vodafone, Royal Dutch Shell y R4, que en el caso de los dos primeros son significativos.

Las compañías que más han aportado durante el mes han sido: Airbus, Dufry, Shire, Deutsche Post- DHL, Shell, Smurfit Kapp y Maire Tecnimont. Las compañías que peor comportamiento tuvieron en noviembre fueron: Indra, Vodafone, Ahold, Vinci, Stroeer y Grandvision.

Los cambios más significativos en la composición de la cartera fueron:

· Incremento en: Wolters Kluwer, Essilor, Kerry, Brenntag, Lanxess, CapGemini, Galp y HeidelberCement.
· Reducción en: Airbus, Dufry, Deutsche Post, Vodafone, Continental, LafargeHolcim, Bouygues e Indra.


Creo que 2017 puede marcar un punto de inflexión muy relevante en la generación de beneficios de las empresas europeas que todavía el mercado no lo está tomando en consideración. Desde 2009 las empresas europeas no generan tan poco beneficio. En el 2010, las empresas que componen el Stoxx 600 obtuvieron un beneficio un 20% superior al que previsiblemente generen este 2016. 6 años de beneficios "perdidos".

Los motivos de tan mal comportamiento de los beneficios generados son variados, algunos obvios, y otros no tan obvios. Por ejemplo, la caída del 70% de los beneficios generados por sectores como el financiero, industria petrolífera o empresas relacionadas con las materias primas, unidos al desplome de los beneficios del sector eléctrico de casi el 50%en menos de una década, han hecho imposible la recuperación de los beneficios por mucho que hayan crecido los generados por otros sectores más globales y beneficiados del crecimiento económico global y de los emergentes como el sector de salud, los sectores de consumo estable y cíclico, industriales o tecnología.

Otro de los motivos por los que Europa no ha mejorado la generación de beneficio es porque las empresas multinacionales europeas son las que más exposición tienen a los mercados emergentes, los cuales llevan 2 años pasando por un momento malo macroeconómico, en parte explicado por el deterioro del mercado de las materias primas.

Con el rebote del precio de las materias primas desde principios de este año, nos encontramos con sectores con mucho peso en los índices europeos (recursos básicos, industriales, petróleo y servicios petrolíferos), que van a ver un incremento de beneficios superiores al 50% a partir de 2017. La mejora macro en los países emergentes no debería tardar en llegar, apoyando otra pata de crecimiento de las ventas y beneficios de las empresas europeas con más exposición a éstas regiones.

Los otros sectores con mucho peso en los índices de renta variable europea, como son los financieros (bancos y aseguradoras) y el sector eléctrico, aunque no creo que aporten mucho crecimiento, sí que creo que van a dejar de drenar, lo cual es muy importante también para el cómputo total del crecimiento de los beneficios del Stoxx 600.

Desde mi punto de vista, estamos llegando al punto de inflexión que necesita las bolsas europeas para dar comienzo a un ciclo de crecimiento más estable y sobre todo, con un margen de seguridad muy razonable si atendemos a que los beneficios no es fácil que caigan mucho más y sin embargo no es difícil imaginarlos recuperando los niveles al menos de 2010.

En los últimos meses, los beneficios se están revisando poco a poco al alza, mientras que las bolsas europeas siguen en su rango lateral en busca de una tendencia definitiva, que en mi opinión, debería ser al alza atendiendo al razonamiento de mejora de beneficios, mejora de márgenes y re-rating de las empresas europeas en términos de PER, P/VC y EV/EBITDA.

La filosofía de Renta 4 Valor Europa FI sigue basada en el equilibrio en la composición de la cartera entre compañías de alta calidad defensivas (quality compunders) y la búsqueda de valor (value investing) a través de empresas que se encuentren notablemente infravaloradas desde nuestro punto de vista. Ya sabemos que no todas las filosofías funcionan en todos los escenarios, pero nosotros no invertimos por modas o comportamientos esperados a 2 o 3 meses vista, si no que permanecemos invertidos en historias empresariales de crecimiento, de calidad y con alta rentabilidad esperada en el largo plazo. Estad seguros que no se va a asumir más riesgo, ni se va a invertir en empresas poco fiables, porque el mercado esté primando unos sectores por otros.

Es curioso que en los dos últimos meses, el comportamiento sectorial ha sido muy dispar, subiendo sectores por catalizadores macroeconómicos (subida de tires, subida el precio de las materias primas, repunte de las expectativas de inflación, etc) que han dejado a algunas empresas que tenemos en cartera a niveles de valoración muy atractivos, con caídas en algunos casos de compañías de calidad superiores al 20%. Para nosotros es un escenario buenísimo, ya que vemos muchas oportunidades de comprar empresas a unos ratios de valoración que no veíamos en 5 años. Essilor, Novartis, Roche, Unilever, Wolters Kluwer, Kerry Group, Brenntag, Vinci, Bureau Veritas o Intertek, son algunas empresas en las que hemos aprovechado a comprar con mayor confianza dado que no ha cambiado nada su negocio (siguen creciendo por encima del resto de mercado), pero están mucho más baratas hoy.

Creo que la renta variable europea está barata en el entorno de los 3.000 puntos de Euro Stoxx 50, especialmente porque creo que hemos visto los mínimos de generación de beneficio de este ciclo después de la crisis europea. El margen de seguridad es muy elevado a estos niveles, y el potencial de revalorización es muy relevante si, como creo, se retoma el crecimiento de los beneficios. Estamos comprando la renta variable europea en el ciclo bajo de los beneficios, a valoraciones atractivas y con todo el potencial a la recuperación por delante. Si el Stoxx 600 recupera los beneficios de 2010, cotizaría a solo 13x PER, y cuando recupere los beneficios de 2007, cotizaría a tan solo 11x, cuando históricamente la valoración de la bolsa europea es de 16x PER. Hablamos de una revalorización en los próximos 2 años del entorno del 20% + dividendos del 4% si se recuperan (como espero) los beneficios de 2010 y los niveles de valoración que tienen la bolsa a lo largo de la historia, o 40% + dividendos si se recuperan los beneficios anteriores a la crisis de 2008-2009.

Ver Informe de seguimiento (Documento en Pdf)

 

D.Javier Galán Parrado
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es

Fuente: renta4gestora.com