¿Qué ocurre con la renta variable Europa? Muchos son los expertos que afirman que, en este 2019, carece de atractivo. ¿Cuáles son los motivos? Los datos sobre la actividad económica de la eurozona han caído drásticamente, lo que ha llevado a pensar que podemos estar a las puertas de una recesión.

En esta misma línea, los efectos de la guerra comercial han afectado de manera negativa a la producción de vehículos en Alemania, industria que se ha visto muy resentida. No obstante, no todo van a ser malas noticias: pese al contexto, no creemos que se vaya a producir una recesión y, además, como las acciones europeas están tan baratas, vemos una gran oportunidad.

Fuera de la renta variable europea, nos fijamos en China y su relación comercial con Australia y mercados emergentes, en general. En el primer caso, China ha sido un catalizador clave de las exportaciones australianas de materias primeras y los lazos entre ambas potencias se siguen fortaleciendo. Sin embargo, la ralentización de China podría plantear algunos desafíos para la economía australiana.

En cuanto a la visión global de los mercados emergentes, 2019 será mejor que 2018 pero no tan bueno como 2017, además, un dólar más débil podría reducir los costes de estos países y la bajada de precios de las materias primas podría implicar una contracción de los volúmenes del comercio global.

Todas estas temáticas están detalladas en la infografía de a continuación.