Una de las grandes diferencias entre Estados Unidos y el resto de las economías ha sido la capacidad del gobierno americano para mantener el crecimiento interno en un momento en el que la demanda externa se ha desacelerado. Por ello, hemos visto que algunos países están tomando medidas similares a las que ha llevado a cabo la administración Trump.

Para los inversores, este hecho marcaría un cambio profundo desde el apoyo tradicional ofrecido por el banco central a algo menos flexible y más dependiente de las complejidades de la política.

Eurozona: hay que seguir hacia adelante

La producción industrial de Alemania se ha contraído cerca del 1,2% durante el tercer trimestre del año, lo que ha generado un brote de incertidumbre sobre todo el sector en la zona euro. Uno de los principales motivos se debe a una nueva medida, implementada desde 2017, que sirve para medir el consumo del combustible y emisiones de carbono de los turismos. 

Se supone que estas caídas en la producción de automóviles deben ser temporales, ya que el resto de la economía alemana se mantienen sólida. Por tanto, no creemos que exista un motivo de preocupación para los inversores

Brasil respalda a Bolsonaro

Pese a su reputación controvertida, la victoria de Jair Bolsanaro en las elecciones brasileñas ha sido recibida con optimismo por parte de los inversores. Pero la verdadera prueba aún está por venir, particularmente en relación con el tema crucial de la reforma de las pensiones.

La infografía de más abajo detalla con más profundidad los puntos anteriores: