La lucha contra el cambio climático va a acelerar el proceso de transición energética en las próximas décadas hasta alcanzar el objetivo global de emisiones netas cero en 2050. Desde el punto de vista de la inversión, supone una gran oportunidad para invertir en las compañías que van a liderar ese proceso y que ofrecen un potencial de alta rentabilidad a largo plazo. Hay dos compañías de características y perfiles de riesgo muy diferentes y un ETF que invierte en las principales compañías de energías renovables del mundo que, desde el Área de Inversiones de Singular Bank, pensamos que pueden tenerse en cuenta a la hora de invertir en esta megatendencia.

Nextera Energy – NEE – US65339F1012

La compañía norteamericana es la mayor utility del mundo con un valor de mercado superior a 100.000 millones de $. Su liderazgo en energías renovables se constata por el hecho de generar más energía solar y eólica que cualquier otra compañía en el mundo. Mi tesis de inversión se apoya en los siguientes puntos:

  • Menor riesgo: las grandes compañías eléctricas juegan un papel central en el proceso de transición energética porque ofrecen la vía de menor riesgo para invertir en su desarrollo.
  • Liderazgo: Tras dos décadas de inversiones en energías limpias, NextEra destaca, no solo en EEUU sino también a nivel mundial, en la generación de energías renovables.
  • Sostenibilidad: esta compañía tiene una gran experiencia en la adquisición y transformación de utilities tradicionales en compañías enfocadas a las energías renovables.
  • Nuevas tecnologías: desarrolla importantes proyectos en nuevas tecnologías, como las baterías de combustible o el hidrógeno.

Plug Power – PLUG – US72919P2020

Con un valor de mercado de más de 18.000 millones de $, es el suministrador líder en el mundo de soluciones de hidrógeno limpio y baterías de hidrógeno. Estos productos tienen muchas aplicaciones pero las principales son las relacionadas con la movilidad. Actualmente, su mayor uso se encuentra en los vehículos de movilidad logística en las empresas. A largo plazo, su mayor potencial de crecimiento procede de su uso en camiones y autobuses eléctricos.
Los puntos fuertes de esta compañía son:

  • Modelo exclusivo: Su modelo de integración vertical del ecosistema de hidrógeno es único entre las compañías de pilas de combustible, lo que le da una clara ventaja sobre sus competidores.
  • Alianza estratégica: El reciente acuerdo con Renault le sitúa en posición privilegiada para el desarrollo de baterías de hidrógeno para autobuses y camiones eléctricos.
  • Crecimiento: la compañía espera un crecer a un ritmo anual medio superior al 50% hasta 2024, y el consenso de analistas prevé un crecimiento potencial de los beneficios del 20% anual hasta 2050.

No obstante, se trata de un valor con un perfil de riesgo muy elevado, porque su valoración actual se basa en proyecciones de crecimiento a muy largo plazo que podrían no cumplirse. Por ello se recomienda un peso limitado en una cartera diversificada.

iShares Global Clean Energy UCITS ETF USD – IQQH – IE00B1XNHC34

El ETF busca replicar la evolución del índice S&P Global Clean Energy, que está compuesto por alrededor de 100 compañías en un ámbito global que operan dentro del sector de energías renovables, tanto en economías desarrolladas como emergentes.

Considero interesante este ETF por los siguientes motivos:

  • Diversificación: El ETF replica el rendimiento antes de gastos del índice S&P Global Clean Energy, por lo que se trata de una manera eficiente y de bajo riesgo de invertir en la megatendencia de las energías renovables de forma diversificada. Sus dos mayores posiciones según Morningstar son Vestas Wind (7,7%) y Orsted (6,2%).
  • Sostenibilidad: S&P asigna a cada compañía un rating de 0 a 1 (0 no exposición y 1 mayor exposición posible a las energías renovables), siendo susceptibles de entrar en el índice aquellas compañías que tienen un rating mayor a 0,5. No obstante, S&P sigue el criterio de que la puntuación mínima agregada del índice debe ser superior al 0,85.
  • Volumen negociado: El ETF iShares Global Clean Energy es uno de los ETFs más negociados a nivel global, con un patrimonio superior a los 5.000 millones de dólares.
  • Track Record: El iShares Global Clean Energy obtuvo una rentabilidad en torno a un 47% en 2019 y un 122% en 2020. En lo que llevamos de 2021 registra una contracción superior al 15% que ofrece una oportunidad de inversión interesante.

Singular Bank no le está recomendando la compra de estos productos en concreto y las decisiones que adopte son su responsabilidad. Estos datos solo tienen una finalidad informativa, y no deben interpretarse como una recomendación de compra ni de venta. En todo caso, Singular Bank no se hace responsable del uso que se haga de esta información ni de los perjuicios que pueda sufrir como consecuencia de las operaciones que formalice teniendo en cuenta dicha información. Rentabilidades pasadas no constituyen un indicador fiable de rentabilidades futuras. Estos productos pueden conllevar pérdidas porque no garantizan la devolución del capital invertido. Invertir en mercados con divisa diferente al euro conlleva riesgo asociado al tipo de cambio y puede influir también en la pérdida del capital invertido.