El 5G es un nuevo estándar de comunicación que permite navegar hasta 100 veces más rápido que el 4G y reduce la latencia a menos de una milésima de segundo, sin depender de que otros dispositivos estén o no conectados al mismo tiempo.

Diseñar plantas de producción e intralogísticas para que sean más flexibles, autónomas y eficientes, requiere el marco de comunicación adecuado y una conectividad completa. El nuevo estándar de comunicación 5G abre nuevas e importantes perspectivas en este sentido. Hablamos de aplicaciones como robots móviles en producción, vehículos autónomos en los sectores de transporte y logística, o aplicaciones de realidad virtual para usuarios.

La iniciativa global 5G-ACIA se estableció a principios de 2018 con estos retos en mente. Como miembros de esta iniciativa, Siemens, Volkswagen y Deutsche Telekom dirigen el futuro de la industria, en colaboración con otras empresas de renombre del sector de la automatización y la fabricación, y con organizaciones líderes en el campo de las tecnologías de la información y la comunicación.

SIEMENS – SIE – DE0007236101

Es un conglomerado industrial, con sedes en Berlín y Múnich, considerada como la mayor empresa de fabricación industrial de Europa con 190 sucursales a lo largo del mundo. Siemens emplea a 379.000 personas y opera en 4 sectores principalmente: industrial, energético, salud e infraestructuras y ciudades.

  • Liderazgo en digitalización: a través de su filial Siemens Digital Industries, Siemens proporciona tecnologías de vanguardia para la automatización y digitalización de la industria discreta y de procesos, integrando tecnologías punteras como son, la inteligencia artificial, informática de última generación y conexiones industriales 5G.
  • Desarrollo de nuevas tecnologías: están inmersos en un proyecto en colaboración con el Instituto Austríaco de Tecnología (AIT) en UNWIRE, donde estudian la posibilidad de sustituir las conexiones de cable por conexiones inalámbricas en los sistemas de producción.

Momentum de resultados: los primeros meses del año muestran una evolución muy positiva con crecimiento de los pedidos del 11% y de los ingresos del 9%. Esperamos que esta tendencia se prolongue en la 2ª parte del año.

VOLKSWAGEN – VOW3 – DE0007664039

Es el primer fabricante de automóviles del mundo a 2020. Es propietaria de las marcas Audi, Bentley, Bugatti, Ducati, Lamborghini, Porsche, SEAT y Škoda, así como el fabricante de camiones Scania y MAN.

  • Redes propias: la compañía inició en 2020 la construcción de sus propias redes móviles 5G industriales privadas en 122 fábricas en Alemania, junto con empresas como Siemens y Bosch. Esto representa un gran paso para la eficiencia de las plantas de producción.
  • Estrategia EV: Volkswagen tiene la oportunidad de convertirse en un líder de la movilidad y conectividad eléctrica. También tiene la capacidad de aflorar valor en la transición hacia el vehículo eléctrico en los próximos años.
  • Digitalización: las redes propias de 5G proporcionarán un ahorro de costes de unos 3.000 millones de euros anuales. 1/5 del capex del grupo está destinado a la digitalización.

Valoración: El pesimismo sobre el sector en los últimos años mantenía unas valoraciones muy deprimidas que creemos pueden elevarse significativamente con la oportunidad de crecimiento a largo plazo del Vehículo Eléctrico y la conectividad electrónica.

DEUTSCHE TELEKOM – DTE – DE0005557508

Es una compañía alemana de telecomunicaciones con sede en Bonn y la empresa más grande a nivel europeo proveedora de telecomunicaciones.

  • Posicionamiento líder en Alemania: está haciendo una fuerte inversión en redes 5G en Alemania y actualmente dan cobertura al 80% de la población.
  • Consolidación en EE. UU.: la integración de Sprint en T-Mobile (su filial en EE. UU.), la cual ha creado un líder en el mercado de móviles estadounidense. Su inversión en 5G es también elevada allí, dando cobertura a más de 140 millones de personas.
  • Atractivos fundamentales: el Grupo podría mantener un crecimiento de los ingresos del 5% anual y dos años, por encima del crecimiento medio del sector. Rentabilidad por dividendo del 3,5%, con expectativas crecientes en los próximos años.

Liderazgo en Europa: su liderazgo en varios países europeos lo otorga una sólida posición ante un eventual proceso de consolidación del sector de telecomunicaciones en Europa.

El presente documento, propiedad de SINGULAR BANK, S.A.U. (“Singular Bank”), contiene información obtenida de fuentes consideradas como fiables. Singular Bank no garantiza la exactitud de la misma ni se responsabiliza de errores u omisiones que pudiera haber, siendo su finalidad meramente informativa. Las opiniones y estimaciones aquí realizadas son meramente indicativas, y están sujetas a variaciones por circunstancias del mercado, modificaciones legislativas, o de cualquier otro motivo que puedan producirse, y pueden ser modificadas sin previo aviso y, por tanto, Singular Bank no queda vinculada por éstas. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. El inversor debe ser consciente de que los productos a los que este documento se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o patrimonial o su perfil de riesgo. Singular Bank no asume responsabilidad alguna por cualquier coste o pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido.

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Prohibida su reproducción total o parcial o su distribución sin el consentimiento previo por escrito de Singular Bank.

Singular Bank no le está recomendando la compra de estos productos en concreto y las decisiones que adopte son su responsabilidad. Estos datos solo tienen una finalidad informativa, y no deben interpretarse como una recomendación de compra ni de venta. En todo caso, Singular Bank no se hace responsable del uso que se haga de esta información ni de los perjuicios que pueda sufrir como consecuencia de las operaciones que formalice teniendo en cuenta dicha información. Rentabilidades pasadas no constituyen un indicador fiable de rentabilidades futuras. Estos productos pueden conllevar pérdidas porque no garantizan la devolución del capital invertido. Invertir en mercados con divisa diferente al euro conlleva riesgo asociado al tipo de cambio y puede influir también en la pérdida del capital invertido.