En Abante tuvimos la oportunidad de charlar con Carlos Cerezo, Director de Inversiones de Belgravia Capital [ http://www.belgraviacapital.es/], una de las gestoras independientes más sólidas del panorama de la gestión en España.

Cerezo se encuentra al frente de Belgravia desde su creación, en julio de 1999. Cuenta con una dilatada experiencia profesional, tanto de análisis como de gestión, avalada por unos brillantes resultados en su vehículo más antiguo, Belgravia Beta.

Belgravia Beta es uno de los productos más veteranos en las carteras de los fondos de fondos de Abante. En diciembre de 2013 se cumplirán 10 años desde que realizamos nuestra primera suscripción. Desde entonces, la confianza de Abante en la gestión de Carlos cerezo se ha mantenido de forma ininterrumpida. Carlos forma parte del Universo Smart-ISH de gestores españoles y es uno de los gestores seleccionados para Smart-ISH fondo de gestores, que se lanzó en mayo de 2011. 

 

Apuntes sobre Belgravia Beta

 

Belgravia Beta es un fondo de bolsa flexible cuyo universo de inversión es la renta variable europea, incluyendo Suiza y Reino Unido. Sus características principales son, por un lado, la gestión activa del grado de exposición de la cartera en función de la visión del gestor (la parte no invertida en bolsa se mantiene en liquidez), y por otro lado, el proceso de selección de valores.

Su manera de gestionar responde a lo que nosotros denominamos “gestores flexibles” y encuadramos en nuestra gama de fondos “Beta más alpha”, donde entendemos que el motor de la rentabilidad viene determinada más por las decisiones del gestor que por el comportamiento del mercado.

El objetivo principal de Belgravia Beta es la obtención de rentabilidades positivas en cualquier entorno del mercado, y “eso se hace” tratando de capturar dos tercios de la subida del mercado en momentos alcistas y preservando capital en momentos bajistas, lo que se traduce en tratar de limitar las pérdidas entre un cuarto y la mitad.

A la hora de traducirlo a números se trata de obtener rentabilidad positiva con un ratio de Sharpe superior al del Stoxx 600 y con volatilidad inferior a la de éste.

Desde su lanzamiento, en julio de 1999, la rentabilidad acumulada de Belgravia Beta es del 196.95% frente a un comportamiento casi plano (-0,09%) del índice. Su principal atribución de rentabilidad proviene del stock picking (161.12%) y del market timing (44.48%). Su grado de inversión media en estos años se ha situado entre el 50% y el 70%. Si lo ponemos en términos de rentabilidad anualizada, resultado de Belgravia es superior al 8% anual.

Su proceso de selección de valores parte de un universo de unos 300 valores. Sobre ellos se analizan todas las variables que pueden influir en el precio de los mismos. De éstos, se seleccionan unos 80 valores, en base a las ideas del equipo, dependiendo de si está caro o barato respecto al precio histórico, etc. De esos 80 valores se seleccionan finalmente unos 25-30 para construir la cartera.
Al análisis fundamental se une posteriormente el trabajo de analistas, con los que se comenta la posición de cada valor en el sector, calidad del equipo directivo, perspectivas, etc. Se trata de profundizar en el conocimiento.

Una vez que se tienen las ideas, son los traders los que se ocupan de decidir el momento de entrada. En este tipo de gestión cada parte del equipo tiene muy claro cuáles son sus funciones y cómo se deben desarrollar y así el proceso resulta muy ágil.

Visión de mercado y perspectivas

 

La visión de mercado de Carlos Cerezo y su equipo se centra en analizar cómo se comportarán tres factores que afectan a la renta variable:

  • La tasa libre de riesgo. Nos encontramos en un momento de repunte de tipos de interés. Los bonos de referencia, el 10 años americano y alemán, han repuntado hasta el 2,87% y el 2%, respectivamente, y es esperable que las TIRes sigan subiendo en los próximos doce meses. En principio, esto es malo para la bolsa.
  • La prima de riesgo. Las primas de riesgo de la deuda soberana de los países de la zona euro (en especial, la de los periféricos) se han reducido drásticamente. Este movimiento se debe, sobre todo, a la confianza del sector exterior una vez encaminadas las necesarias reformas llevadas a cabo en cada uno de los países. En principio, esto es bueno para la bolsa.
  • Los beneficios empresariales. Considerando ésta la variable principal que afecta a los precios de las acciones en el largo plazo. Mientras que en Estados Unidos los beneficios empresariales se sitúan en la actualidad un 20% por encima del  nivel de beneficios alcanzado en 2007 (anterior máximo histórico), en Europa (y en España), los beneficios empresariales se encuentran aún un 40% por debajo de los niveles de 2007. Consecuentemente, mientras los índices de bolsa americana han regresado a sus máximos históricos, en Europa (y España) los índices se encuentran un 40% por debajo de los máximos alcanzados en 2007. Cerezo piensa que en Europa, los beneficios han tocado fondo, por lo que ve potencial de recuperación. Este aspecto es positivo para la bolsa.


Tras el análisis de estas tres variables, para el caso de Europa, el neto es positivo. No ve tanto potencial en EEUU, donde la bolsa no parece especialmente barata. Esto podría convertir las bolsas europeas en un activo más atractivo que las americanas en los próximos meses.  En el caso de España, opina que el Ibex 35 podría tener todavía un potencial de subida entre un 20% y un 30% en los próximos 12 meses. Dentro de España, ve buenas perspectivas en compañías industriales que han sufrido especialmente en la crisis. 

Conclusiones

 

Carlos nos dejó tres conclusiones sobre Belgravia Beta:

  • Belgravia Capital ofrece las ventajas de la gestión alternativa con las garantías de liquidez, transparencia y control regulatorio de la gestión convencional.
  • La gestión activa en renta variable permite obtener resultados positivos tanto en mercados alcistas como bajistas.
  • El comportamiento de Belgravia Beta supera no solo el de los índices y productos de gestión convencional de referencia, sino también el de los productos de gestión alternativa con objetivos similares.