La evolución de los mercados ha oscilado de un extremo (negativo) al otro (positivo) entre diciembre y enero. Así, tras un cierre de año con pérdidas generalizadas en prácticamente todas las clases de activos, que tiñó de rojo el Universo de gestión activa Smart-ISH, en enero hemos visto subidas importantes en la gran mayoría de activos de riesgo -que han recuperado gran parte del terreno perdido en el último trimestre de 2018- sin que haya habido un cambio fundamental ni en el escenario económico ni en los resultados corporativos.

Este cambio de sentimiento coincide con un cambio de expectativas respecto a las políticas monetarias de los principales bancos centrales y con una previsión de ralentización económica, aunque es poco probable que vaya a producirse una recesión global en 2019. Teniendo en cuenta este escenario, se abren interesantes oportunidades de inversión tras las fuertes caídas de diciembre, que han dejado niveles de valoración muy bajos.

Observando los resultados de 2018, cabe destacar la destrucción de alfa generalizada en la mayoría de los vehículos incluidos en nuestro universo. El año pasado fue muy complejo para los gestores activos y las estrategias basadas en stock picking no consiguieron aportar valor. Además, esta pérdida de alfa, junto con la evolución negativa de los mercados, ha provocado caídas importantes en un buen número de estrategias, sobre todo en las estrategias más puras de renta variable. Sin embargo, con el comienzo de 2019 podemos observar una reversión a la media de varias estrategias, que han cosechado rentabilidades que rondan el doble dígito, beneficiándose de la recuperación de los mercados y la reversión de parte del alfa perdida en 2018.

La recuperación ha sido especialmente notable en aquellos gestores con un posicionamiento más elevado en sectores ligados al ciclo económico, que habían sufrido especialmente durante el último trimestre de 2018 y que han mostrado un mejor comportamiento relativo en este inicio de año. De esta forma, los sectores de energía, consumo discrecional e industriales destacan, con subidas cercanas al 10%. Por otro lado, los sectores más defensivos, que habían logrado aguantar mejor durante las caídas, se han quedado algo más rezagados en enero, aunque también han mostrado avances significativos.

En el universo de gestores activos Smart-ISH, en enero los resultados han sido muy positivos en líneas generales y la mayoría de vehículos han conseguido rentabilidades que mejoran a la media de mercado y a sus índices de referencia, lo que contrasta con las pérdidas generalizadas en 2018.

En concreto, en el primer mes de 2019, de los 127 vehículos que componen el universo de gestión activa (del que se nutre el fondo de fondos Smart-ISH de Abante), solo tres han tenido rentabilidades negativas, como se puede ver en la tabla, mientras que en el conjunto de 2018 solo seis vehículos consiguieron cerrar en positivo (entre ellos destaca Smart Social Sicav que obtuvo una rentabilidad del 15%), de los cuales dos apenas arañaron unas décimas.

Como hemos comentado, los gestores con un posicionamiento más cíclico han sido los que más han destacado. Es, por ejemplo, el caso de azValor Internacional (+10,21%) y Elcano SICAV (+16,23%), que han capturado muy bien su exposición en materias primas.

Además, el mes ha sido muy positivo para varios de nuestros gestores seleccionados en nuestro fondo Smart-ISH. Es el caso de CIMA Global Value SICAV, el vehículo centrado en pequeñas compañías gestionado por Luis Morgado y José Ruiz de Alda, con una subida del 10,1% en el mes, y de Horos Value Internacional, fondo de renta variable internacional con filosofía de inversión en valor, gestionado por el equipo de Javier Ruiz y que se anotó una subida del 9,30% en enero, gracias a su posicionamiento en compañías de materias primas, como el uranio, y compañías tecnológicas, como Alphabet y Naspers.

Por último, hemos realizado una nueva inclusión en nuestro universo de gestores, se trata de Numantia Patrimonio Global. El fondo está gestionado en Renta 4 y asesorado por Emérito Quintana, siguiendo la filosofía de inversión en valor, centrándose en identificar compañías de calidad que posean ventajas competitivas sostenibles en el tiempo y que coticen a precios razonables. Además, el fondo arranca 2019 con un resultado muy destacado, con una subida del 10,63% gracias a la contribución positiva de sus posiciones más relevantes, como Facebook (+27%), Brookfield Asset Management (12,28%) y Naspers (+13,56%).

Aquí podéis descargar los datos del universo.